Publicidad

Día Mundial de los Derechos del Nacimiento: por partos más humanizados

Día Mundial de los Derechos del Nacimiento: por partos más humanizados
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy, 7 de junio, se celebra el Día Mundial de los Derechos del Nacimiento, derechos que como madres que quieren lo mejor para sus hijos debemos defender y promover, porque es necesario que en nuestra sociedad haya partos más humanizados y menos intervenidos.

Cada día desde el blog, a través de nuestros artículos, pretendemos fomentar la importancia de que la madre y el bebé sean los verdaderos protagonistas del parto, que se respete su intimidad, sus ritmos y sus necesidades, de no separar el binomio madre-recién nacido para favorecer el contacto precoz, la lactancia materna y el vínculo de apego.

Es fundamental que se entienda que el nacimiento de una persona, como mamíferos que somos, es un hecho trascendental, tanto para la madre que da a luz como para el ser humano que nace. Y no hay nada más que hacer que respetarlo como tal.

La Plataforma Pro Derechos del Nacimiento ha establecido los 10 derechos del Nacimiento, los cuales contemplan ciertas prácticas que se recomiendan durante el parto y postparto.

En los últimos años, gracias a la implementación de la Estrategia de Parto normal, poco a poco pareciera que las cosas van cambiando hacia una atención al parto más humanizada en España. Aunque todavía queda mucho por hacer, la información es una herramienta valiosísima para lograr el cambio. Y en eso, desde Bebés y más, pretendemos poner al menos nuestro grano de arena.

Es una buena ocasión entonces para recordar los Derechos del Nacimiento:

  • Primero: El bebé tiene derecho al reconocimiento de su capacidad física y emocional, en su vida intrauterina y extrauterina y, especialmente, durante el tránsito entre ambas.
  • Segundo: El bebé intraútero tiene derecho a que el bienestar emocional de su madre no sea alterado por un exceso y abuso de controles durante la gestación.
  • Tercero: El bebé y su madre tienen derecho a que se respeten el momento, ritmo, ambiente y compañía en el parto-nacimiento y a que el mismo transcurra de forma fisiológica. Un bebé y madre sanos tienen derecho a no ser tratados como enfermos.
  • Cuarto: El bebé y su madre tienen derecho a intimidad y respeto antes, durante y después del nacimiento-parto.
  • Quinto: El bebé y su madre tienen derecho a permanecer juntos en las horas y días siguientes al nacimiento. Ninguna exploración ni estancia hospitalaria justifica la separación de ambos.
  • Sexto: El bebé tiene derecho a disfrutar de lactancia materna a demanda, al menos, durante el primer año. A que durante su estancia en hospital se respeten los “10 pasos para una lactancia feliz” establecidos por UNICEF y la OMS y recomendados por la Asociación Española de Pediatría.
  • Séptimo: El bebé tiene derecho a ser atendido personalmente por su madre, como mínimo, durante el primer año. La madre tiene derecho a disfrutar del contacto íntimo con su bebé cuanto crea necesario.
  • Octavo: El bebé prematuro tiene derecho a permanecer pegado al cuerpo de su madre hasta que adquiera el peso y las condiciones optimas de salud. Ninguna unidad de neonatología es más saludable para el bebé que la piel materna.
  • Noveno: El bebé tiene derecho a permanecer pegado al cuerpo de su madre durante los primeros meses de vida extrauterina. El contacto cuerpo a cuerpo es vital para instaurar en el la seguridad y la confianza.
  • Décimo: El bebé tiene derecho a que sean sus padres quienes personalmente tomen las decisiones y quienes para ello busquen la información relacionada con su bienestar.

Foto | Abril E Flickr CC En Bebés y más | 7 de junio, Día Mundial de los Derechos del Nacimiento

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir