Compartir
Publicidad

Da a luz a un bebé de cuatro kilos y medio en un coche en marcha mientras su pareja lo graba

9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No, no estamos hablando del último record Guiness sobre cuántas cosas inusuales pueden hacerse en un coche, sino de un caso real que le ha sucedido a una madre americana, a la que su bebé decidió no esperar a que llegaran al hospital y tuvo que dar a luz con el coche en marcha, mientras su pareja lo grababa todo.

Nuestra joven pareja se dirigía hacia el hospital, supuestamente a dar a luz, él había colocado una cámara para ir grabando todo el viaje, en eso que mi padre llama "la manía esa de ahora de grabar cada minuto de vuestras vidas" y menos mal que lo hizo, porque tras más de 45 minutos conduciendo su bebé decidió que ya tenía bastante ajetreo por hoy y que no pensaba perderse el resto del viaje, así que comenzó el proceso de expulsión.

En el vídeo se ve como las contracciones pasan a ser bastante dolorosas (hay algún momento de la cinta que me duele hasta a mi) y en un momento determinado ella grita "¡oh, dios mío! ¡Está saliendo!

En ese momento el le ayuda a desabrocharse el cinturón y bajarse los pantalones justo a tiempo antes de que la cabeza del bebé asome, es en ese momento cuando su pareja le pregunta si se detiene o no y ella le contesta que no, que siga conduciendo. Un par de empujones más tarde su precioso bebé de cuatro kilos y medio está en sus brazos y esta historia termina con maravilloso final feliz.

La calma, por encima de todo

Me deja sorprendido a mi y a la mayoría de gente que ha visto el vídeo, la calma con la que la pareja se enfrenta a una situación que como poco podríamos llamar "complicada". Hay que tener en cuenta que la pareja ya tenía dos hijos más, de ahí quizás que el niño naciera tan rápido y que no les diera tiempo a llegar al hospital, pero aún así hay que destacar la sangre fría de los dos, y sobre todo la de ella, para resolver la situación.

Y es que, aunque un parto sea un proceso natural y no tenga porque salir mal nada, y que simplemente hay que dejarse llevar por lo que te pida el cuerpo, una cosa es decirlo y otra muy distinta que te esté pasando a ti, o a tu pareja en ese momento.

Así que por mi parte felicitar a la madre por el fantástico trabajo realizado y al padre, que a pesar de haber recibido numerosas críticas en las redes sociales por no parar el vehículo y ayudar, yo soy de los que piensan que ante no saber cómo ayudar, lo mejor es buscar a alguien que si lo sepa y en este caso lo mejor era seguir camino del hospital, que suele ser donde se encuentran los profesionales necesarios y dejar eso de "hay algún médico en la sala" para las películas.

Dato anecdótico

Quizás sea por, vamos a llamarlo "deformación profesional", pero una de las cosas que me ha extrañado es que la madre no abrazó al bebé, me refiero al famoso piel con piel, eso si, no paraba de acariciarlo que para el caso creo que es lo mismo.

Otra de las preguntas que siempre me hago es, ¿por qué llevar pantalones el día del parto? Entiendo que nadie quiere un parto de emergencia y que cuando estás con las contracciones y revisando todo lo que te vas a llevar al hospital nadie piensa en cómo vas, -salvo nuestras abuelas que siempre que ibas al médico te preguntaban por si te habías cambiado-.

Yo recuerdo que fue algo que pensé cuando nació el segundo. ¿Y si pasa algo y hay que parir antes de llegar? ¿No es más cómodo, hablando en términos de sencillez a la hora de no haber nada que interrumpa "la salida", el llevar falda? No se, reconozco que es algo sin importancia, pero siempre he tenido esa duda.

153170052

¿Cuándo ir al hospital?

A todos nos gustaría, si, a los papás también, poder llegar al hospital y salir con un precioso y sonrosado bebé 20 minutos más tarde, pero por regla general no suele ser así, aunque podemos encontrar casos así. Pero lo normal es que el parto se demore bastante más que esos ansiados 20 minutos, incluso que se dilate varias horas o que simplemente nos manden para casa a esperar allí.

Por eso, ¿cuándo deberíamos acudir al hospital? Estas son algunas recomendaciones básicas, lo que no quiere decir que haya que estudiar cada caso.

  • Cuando rompas aguas y estas sean de color oscuro, lo normal es que sean claras. En caso que no sean oscuras no tienes que salir corriendo, de hecho, puedes esperar hasta más de 24 horas, aunque no es lo más recomendable debido a que existe una probabilidad de infección.

  • Cuando haya un sangrado, esto la hora del parto o en cualquier momento del embarazo.

  • Cuando las contracciones fuertes sean cada cinco minutos aunque si no es el primero deberá ser antes pues la dilatación suele ser más rápida.

  • Revisa el trayecto al hospital y si nunca lo has hecho procura hacerlo al menos dos veces, una de día y otra de noche. Es bueno que os familiaricéis con el trayecto cuando estéis tranquilos que tener que seguir las indicaciones del GPS cuando todo se haya disparado, sobre todo, los nervios. Si hay atasco en hora punta, intenta encontrar una ruta alternativa.

El caso no es único

Aquí otra mamá más que le ha pasado lo mismo. Y es que viendo los vídeos parece como si fuera más sencillo hacerlo en el asiento de un coche que en un hospital.

Vía | buzzFeed
En Bebés y Más | Manual de instrucciones para atender un parto de emergencia, ¿En qué momento del parto fuisteis al hospital?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio