Compartir
Publicidad
Publicidad

Una madre muestra lo que hay detrás de una "selfie" perfecta

Una madre muestra lo que hay detrás de una "selfie" perfecta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cuántas veces no hemos visto esas fotos en Instagram y Facebook de mamás que parecen salidas de un catálogo de IKEA o de ropa infantil? Son muy monas, eso ni dudarlo. Y aunque probablemente esa es la realidad de la familia que en ellas aparece, en la vida real la mayoría de las madres no son así.

Y una mamá bloguera lo sabe muy bien. Unos días después de compartir una "selfie" perfecta se dio cuenta que no iba acorde a su temática en la que siempre habla de maternidad real. Así que decidió mostrarnos el detrás de cámaras y la historia que se esconde en esa fotografía que aparenta ser perfecta.

Tova Leigh es una mamá bloguera famosa por publicar vídeos donde habla de la maternidad desde una perspectiva real y en ocasiones humorística. Para ella el ser madre debe ser algo auténtico sin poses ni pretensiones, por lo que tiene un número considerable de seguidores en redes sociales que apoyan su manera de pensar.

Hace algunas semanas publicó una "selfie" en su cuenta de Instagram en la que hablaba sobre los corsets, específicamente de cómo no podía creer que en pleno 2017 aún se vendieran y contó una pequeña anécdota de la última vez que usó uno, en el día de su boda.

I keep seeing ads for corsets everywhere. You know, the ones that suck your belly in and make your waist look tiny while also giving you constipation. Well, let me tell you something: Last time I wore any type of corset was on my wedding day, exactly 8 years ago. I remember hiding behind a massive bush in the garden, and my mom loosening the damn thing cos I could barely breathe. Sure, after that my boobs didn't look as fab as they did when the day started, but I was actually able to eat the food I had paid for and do another amazing thing - it's called sitting down. So unless It is officially the 17th century again, I'd like to ask whoever came up with the idea that women in 2017 need to look like Jessica Rabbit, to kindly shove their corsets up their ass and let me enjoy my mom tum in peace. ♡♡♡ #BodyImage #moms #mums #motherhood #MomLife #parenting #parents #reallife #family #love #bodyshaming #fuckbodygoals

Una publicación compartida de Tova Leigh (@tova_leigh) el

La idea de su mensaje era hacer ver que el usarlos era algo anticuado y que deberían dejar de fabricarlos y venderlos, concluyendo su mensaje con un: "A menos que sea oficialmente el siglo XVII de nuevo, me gustaría decirle a quien sea que se le haya ocurrido esa idea de que en 2017 las mujeres debemos vernos como Jessica Rabbit, que gentilmente se meta sus corsets en su trasero y me dejen disfrutar mi barriga de mamá en paz".

En general lo que Tova quería decir, era que dejáramos de darle tanta importancia al físico de las mujeres y que aprendiéramos a disfrutar nuestro cuerpo. Sin embargo, días después se dio cuenta que la imagen que había publicado no iba realmente con el mensaje que había escrito. Así que decidió aclarar las cosas y revelar el "detrás de" esa fotografía en su página de Facebook.

La semana pasada compartí la selfie "perfecta" en Instagram (vean la pequeña imagen debajo a la izquierda).

Tuvo muchos me gusta, mis amigos me dijeron que me veía sexy y yo incluso la hice mi nueva foto de perfil en Facebook.

Hoy estoy compartiendo el "detrás de cámaras" de esa imagen.

Cómo me veía en realidad cuando estaba tomando esa foto, sin 20 intentos de tratar de tomarla de la manera correcta, sin cortar las partes que no me gustan y sin agregarle ese filtro de "hazme ver bonita".

Ustedes verán, en el transcurso del fin de semana leí un artículo sobre cómo cada vez más personas se sienten deprimidas e inseguras debido a todas esas imágenes de personas "perfectas" en redes sociales, que ellos perciben como reales.

Así que déjenme decirles algo: ESTO ES REAL.

¡En toda mi gloria de barriga de mamá, celulitis, pantaletas de abuela y absolutamente cero "thigh gap"! ('Thigh gap' = el hueco que queda entre los muslos al estar delgadas)

No es ese cuerpo perfecto y sexy dictado por un estándar, sino uno imperfectamente fabuloso porque es real y porque es mío.

Así que la próxima vez que veas una imagen "perfecta" en Instagram o Facebook que te haga sentir mal, recuerda esto:

Las redes sociales están llenas de mierda.

Eres hermosa tal como eres.

Y no hay nada más sexy que ser real.

Tova ♡♡♡

La imagen obtuvo cientos de comentarios positivos de muchas madres que aplaudieron la acción de Tova. Y es que no muchas personas se atreven a publicar una foto donde aparezcan lo que muchos consideran defectos que no encajan en el modelo de "mujer perfecta".

Debo admitir que hubo una época, especialmente durante mis primeros meses como madre, en las que veía esas fotos perfectas de mamás sonrientes con sus recién nacidos en fondos blancos y casas impecables y me preguntaba: "¿Cómo lo hacen?", porque mi casa era un desastre y mis ojeras habían tomado prisioneros a mis ojos.

Es muy bueno y refrescante ver esta clase de imágenes y mensajes que ayudan a alimentar la confianza de otras madres sobre sus cuerpos.

¿Qué opinas tú de las imágenes de mamás perfectas en redes sociales?

Vía | Babble

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos