Compartir
Publicidad
Publicidad

Nombres para bebés: héroes de la mitología griega (II)

Nombres para bebés: héroes de la mitología griega (II)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya vimos algunos nombres para bebés inspirados en los héroes de la mitología, pero hay más, e iremos presentándolos. Hoy buscaremos posibles nombres en el catálogo de los Argonautas.

La Grecia clásica es una de las fuentes de la cultura occidental y por ese motivo muchos de los nombres de los personajes más carismáticos de la mitología que recogieron las fuentes literarias se han convertido en usuales entre nosotros.

Jasón es uno de ellos. Suele ser habitual que lo escuchemos en la versión anglófona del nombre pero yo, personalmente, lo prefiero con su acento en la o. Jasón es un héroe especialmente interesante, lleno de matices, y eso lo hace fascinante.

Parece, incluso leyendo sus aventuras fantásticas, una persona que pudiera ser real. El gran viaje que emprende simboliza la búsqueda de lo maravilloso por encima de todas las dificultades y es, a la vez, un canto a la camaradería y la amistad.

Jasón era hijo del rey de Yolcos. Pero su padre había perdido la vida y el niño fue apartado del trono por su tio. Creció, como tantos héroes, al cuidado del centauro Quirón, y cuando quiso regresar a su país para recuperar su herencia, fue enviado a un viaje que su tio y enemigo auguraba sin retorno: la lejana Cólquide, al norte del mundo conocido, donde tiempo atrás había sido llevado el mágico Vellocino de Oro.

Jasón embarcó en su nave parlante, la Argos, con los jóvenes más valerosos y brillantes de la Grecia de su generación, que es aproximadamente la anterior a la Guerra de Troya.

Hércules (Heracles), Cástor y Pólux, Orfeo, Meleagro, Palemón, Asclepio el médico, la impactante Atalanta, Linceo, Teseo, Laertes, padre de Odiseo (Ulises), Peleo, el padre de Aquiles le acompañaron. Sus aventuras, en islas extrañas y contra monstruos espeluznantes, son fuente de admiración durante los siglos posteriores.

Llegado a su destino, consiguió el trofeo, que era una piel de carnero de oro, gracias a una mujer enigmática, apasionada y cruel, que se enamora de él y causa la ruina de su propia familia para favorecerlo: la terrible Medea.

Con él, ya mencioné, viajó Heracles, de quien hablamos en otro tema, y sus otros compañeros también pueden inspirarnos si buscamos un nombre original y con una bella historia detrás.

cástor y pólux

Cástor y Pólux son hermanos mellizos o gemelos. Hijos del rey de Esparta oficialmente, todo apunta a que en realidad, uno o ambos fueron engrendados realmente por el Dios Zeus. Ellos y sus dos hermanas (Helena y Clitemnestra) nacieron de huevos que su madre Leda puso, y es que Zeus se había convertido en cisne cuando se acostó con ella. Cosas de los mitos, claro está. Zeus acostumbraba a tomar formas de animales para conseguir seducir a las mujeres que llamaban su atención. En este caso, Leda, acogió en su seno el hermoso cisne blanco y fue fecundada.

Ambos hermanos, que siempre se mantuvieron muy unidos, se embarcan en el Argos. Además corrieron aventuras sin cuento. Lucharon contra aquellos que se atrevían a molestar a sus bellas hermanas y se enfrentaron a esos ladrones que parecen haber sido una plaga por aquel entonces. Cuando llegó su hora, ambos fueron declarados inmortales y llevados a los cielos, donde son representados por la constelación de Géminis.

Orfeo es, además de un aventurero incansable, el gran músico de la mitología. Era hijo del dios Apolo y de una musa, y por ello su talento para el arte es más poderoso que ningún arma. Con su música es capaz de vencer al guardián del reino de los muertos, el Cancerbero, perro monstruoso de tres cabezas y enorme voracidad, así como a todos los demás señores del Hades. Su esposa, Eurídice, había muerto, pero él no murió para reunirse con ella, sino que venció a la parca para rescatarla. Sin embargo, la impaciencia le hizo fracasar en el último instante.

Se enfrentó a las sirenas, que encantaban a los hombres con sus cantos para llevarlos a la muerte cierta. Y al guardián del Vellocino, un dragón, algunos dicen que fue la melodía de Orfeo la que lo hizo dormir.

La violencia, ante la belleza de la música, se ve impotente. Cuando Orfeo tocaba, no sólo los hombres, las bestias, asimismo, se postraban ante él.

El gran músico murió destrozado por las bacantes, mujeres enardecidas que adoraban a Dionisios, dios del vino, con danzas por los montes y orgías. La música, para calmarlas, no bastó.

Hay, como hemos visto, posibilidades insospechadas de nombres cargados de sonoridad y leyenda en la mitología griega. Seguiré buscando los más hermosos para que podaís elegir el que más os guste para vuestro bebé.

En Bebés y más | Nombres para bebés: nombres de héroes de la mitología griega

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos