Compartir
Publicidad
Publicidad

Nombres para bebés: nombres de héroes de la mitología griega

Nombres para bebés: nombres de héroes de la mitología griega
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las razones por las que los padres nos decidimos por un nombre u otro son muy variadas. Puede ser que elijamos un nombre de la familia, uno de un personaje famoso que admiremos, uno que siempre nos gustó o que sencillamente nos parece bonito. Hay nombres de otros países, nombres de santos, nombres de actores, de príncipes, y nombres de héroes de los mitos y leyendas. Estos son los que vamos a recopilar aqui. Los nombres de héroes de la mitología griega han dejado su huella en la Historia también. Existieran o no, en las leyendas se convierten en paradigmas.

Mi favorito entre los héroes es Héctor. Príncipe brillante, hijo primogénito del rey Priámo de Troya y de su esposa Hécuba. Domador de caballos le llama Homero. Se distinguió por su valor ecuánime, su capacidad de contención, su entrega. Una de las más bellas escenas de la Ilíada habla de como Héctor, observa el campo de batalla junto a su mujer amada y su hijo pequeñito. Ella le pide que no acuda a una guerra perdida pero él no puede eludir su deber y le dice que la muerte sólo llega cuando debe llegar. Poco después es abatido en la batalla por Aquiles.

aquiles y hector

Aquiles es el gran héroe de la epopeya de Troya, el mayor guerrero del campo de los griegos. Joven y apasionado, se dejaba cegar por el orgullo, la pasión y la furia. Y eso del mismo modo que lo alejó de la batalla cuando el comandante en jefe de los aqueos le quitó una mujer, también le hizo volver para vengar la muerte de su amigo más querido. Era hijo de la diosa Tetis, sobre la que pesaba un oráculo que decía que el hijo que ella engendrase sería más poderoso que su padre. Por eso a Tetis la casaron con un mortal, Peleo, y de su unión nació este niño que la diosa convirtió en invulnerable bañándolo en las aguas de la Estigia, la laguna de reino de los muertos. Pero al hundirlo en el agua lo agarraba de un talón, que nunca se mojó, y allí lo irió una flecha en la guerra y lo mató.

Ulises, llamado Odiseo por los griegos, también participo en la guerra de Troya y como Héctor acudió llamado por el deber. Más taimado, trató sin éxito de esconderse, pero fue obligado a marchar. En la batalla era valeroso, pero era su astucia lo que más lo distinguía. Ideó el famoso caballo que introdujo a los griegos en la ciudad y les dio la victoria. Su inteligencia y sus engaños fueron la llave de la victoria.

Perseguido por la maldición de los dioses vagó errante, saliendo salvo de aventuras increíbles, escuchándo el canto de las sirenas. Diez años vagó antes de poder volver a casa y recuperar su reino, la isla de Ítaca, donde su esposa Penélope lo esperaba tejiendo una mortaja sin fin.

Hércules es un poco anterior a estos dos personajes. Su nombre griego es Heracles, pero el que solemos usar es el que le daban los romanos. Su concepción fue milagrosa, pues Zeus hizo que la noche durara más de un día para poder gozar de una mujer de la que se había enamorado y a la que acudió con la apariencia de su esposo. Hércules, por tanto, era de sangre divina. Mató con sus propias manos, siendo un bebé, a una serpiente mandada por la diosa Hera, la celosa esposa de Zeus. Desde su nacimiento se sabía que era sobrenatural.

La Via Láctea es la leche derramada por Hera cuando fue, con engaños, obligada a amamantarlo fugazmente. Se cubría con la piel de un enorme leon al que había aniquilado. Fue el más fuerte de los griegos, y sus hazañas se convirtieron en legendarias. Pero la violencia a veces lo cegaba y cometió un crimen horrendo. Por ello, para limpiarse, hubo de cumplir una serie de trabajos imposibles, que siempre resolvió con victorias. Descendió a los Infiernos por acompañar a un amigo. Era bondadoso y valiente, pero irreflexivo. A su muerte, recibió la inmortalidad.

Hipólito era hijo del rey de Atenas, Teseo, aquel que había acabado con el Minotauro. Su madre era la reina de las Amazonas y como ella era devoto de la diosa Artemisa, muy valeroso pero obstinado. Su madrastra, Fedra, se enamora violentamente del muchacho, que rechaza sus avances con horror. Ella lo acusa ante su padre de haber intentado atacarla y el muchacho, maldecido y desterrado, muere arrastrado por los caballos de su carro, que son asustados por un monstruo salido del mar.

Se trata de solamente una muestra de los muchos nombres que las leyendas griegas recopilan y que pueden servirnos de inspiración. Hay muchos más: Paris, Menelao, Agamenón, Ayax, Teseo, Perseo, Quirón, Diomedes, Jasón, Cástor, Polux... los iremos conociendo.

En Bebés y más | Nombres únicos para bebés, una tendencia en alza , "Barack" y "Obama", los nombres de moda en Estados Unidos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos