Compartir
Publicidad
Publicidad

Días de playa (parte II)

Días de playa (parte II)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace unos días, relataba la primera parte de mis mini-vacaciones familiares en la playa, pero aún me han quedado algunas cosas en el tintero que quiero compartirlas con vosotros.

Se acercan las vacaciones, días en que muchos irán a la playa con sus hijos y no está de más apuntar algunos consejos.

Aunque cuando estamos de vacaciones no apetece cumplir esquemas estrictos, cuando vamos con chicos es fundamental organizar los horarios en que iremos a la playa.

Con niños pequeños no podemos pasarnos todo el día desde la mañana hasta que cae el sol. Debemos cortar para almorzar y para que duerman una siesta, aunque sea breve. Lo ideal es, como hemos hecho nosotros, conseguir un apartamento muy cerca del mar que nos permita ir y venir andando.

Así que, aunque instalarse dos veces al día con sombrilla, sillas, nevera y demás petates lleva su tiempo, bajábamos a la playa un par de horas por la mañana y más o menos lo mismo por la tarde.

Es cierto que no era el clima de pleno verano, cuando a lo mejor apetece quedarse hasta más tarde, pero también hay que tener en cuenta que los niños se cansan mucho si la jornada se extiende demasiado.

Por otro lado, ese mismo cansancio es el responsable de que luego por la noche caigan como moscas y duerman como angelitos.

Por último, no puedo dejar de advertirles que tengan muchísima precaución con el sol a todas horas, incluso aunque esté nublado. Siempre hay que aplicarles, mejor en casa antes de salir, una buena crema solar de máxima protección; el sol está malísimo.

Si tenéis planes de ir a la playa con los niños, estar seguros de que con algo de organización lo pasaréis genial; es un plan muy divertido para hacer con niños en el que ellos disfrutan un montón y los padres más viéndoles ilusionados.

En Bebés y más | Días de playa (parte I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos