Compartir
Publicidad
Carta a mi yo antes de ser madre: todo saldrá bien
Nuestras experiencias

Carta a mi yo antes de ser madre: todo saldrá bien

Publicidad
Publicidad

Como madre de una niña de cuatro años, sé que no hay libro, blog o sitio web en el mundo que te prepare al 100% para ser madre o padre. Podemos leer y aprender sobre diversos temas de la maternidad, pero al momento de la verdad, la práctica puede ser muy diferente que la teoría.

Antes de tener a mi hija, había muchas cosas de la maternidad que me preocupaban o de las que tenía infinidad de dudas. Hoy me doy cuenta que al final no me ha salido mal y por ello, y pensando en todas esas futuras madres que están pasando por el sitio en el que alguna vez me encontré, comparto una carta a mi yo antes de ser madre.

Carta a mi yo antes de ser madre

Querida yo,

Sé que en tus planes está el tener hijos y te hace ilusión vivir toda la experiencia del embarazo, parto y crianza de un bebé. Ahora tal vez todos esos planes se sientan muy lejanos, pero cuando te conviertas en madre, te darás cuenta que el tiempo transcurre a una velocidad distinta cuando tienes un bebé en brazos.

Seguro en este momento tienes muchas dudas, pues nunca antes has tenido a un bebé a tu cargo las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Un consejo que puedo darte: aprovecha ahora y lee mucho. Lee todo lo que puedas, sobre los temas grandes y pequeños de la maternidad.

Ser una mujer informada desde antes del nacimiento de tus hijos hará una gran diferencia. Si bien es cierto que no podrás cubrir todos lo temas, o surgirán situaciones inesperadas, el prepararte no sólo para el embarazo, sino también para la crianza y cuidado te hará todo más fácil. Y tranquila, que ser madre también es ir aprendiendo sobre la marcha.

Embarazada Leyendo

Quizás por tu mente pasa esa pregunta que todas nos hacemos en algún momento: ¿podré ser una buena madre? Es normal preguntarte esto. De hecho, te harás esa pregunta muchas otra veces ya que tengas a tu bebé, y la seguirás haciendo a lo largo de los años.

Nadie dijo que sería fácil, y con esto no pretendo asustarte, sino todo lo contrario. Quiero que entiendas que a veces la maternidad puede sentirse como una montaña rusa: habrá días buenos y otros que no lo sean tanto. Pero disfruta el paseo, intenta relajarte y no seas tan dura contigo misma.

Es cierto lo que se dice: la maternidad es un trabajo muy demandante, pero también es el que más recompensas y felicidad te puede dar. No hay nada que se iguale a una sonrisa, una tierna caricia o un beso de tu hijo. Son esas pequeñas cosas que tienen un impacto enorme.

Volviendo al tema del tiempo, encontrarás que este se vuelve aún más relativo. Habrá días que se irán lento y serán agotadores, pero también tendrás días en los que serás tan feliz, que desearás que se pasen lentas las horas. Y también pasará algo muy curioso: vivirás momentos en los que sentirás que el tiempo se detiene por completo y nada más en el mundo importa.

Mama Bebe

Y ya que estamos en todo este tema del tiempo, notarás después que tu noción de "tiempo libre" cambiará grandemente. Surgirán momentos en los que desearás tenerlo, y no debes sentirte culpable nunca por desearlo. No olvides que además de ser madre, también eres mujer y parte de ser una buena madre es también el cuidarte a tu misma.

No te asustes por todos los cambios que experimentarás en tu vida y en tu cuerpo. Pasarás por una transformación de cuerpo, mente y espíritu que quizás puede ser bastante confusa al inicio, pero poco a poco irás adaptándote a esa nueva y mejorada versión de ti misma.

La vida, tal y como la conoces, dejará de existir. Ahora probablemente te cuesta imaginar cómo será todo cuando seas madre, pero después hasta te será casi imposible recordar cómo era tu vida antes de tener a tus hijos y no podrás imaginarte sin ellos.

Disfruta cada momento, no tengas prisa y toma todo lo que puedas de tus hijos, porque sí, a veces serán ellos quienes nos den lecciones a nosotros y no viceversa. Te aseguro que al final, todo saldrá bien.

Fotos | Pexels, iStock
En Bebés y más | Antes de ser madre me sentía aterrada, pero ahora veo que tampoco me ha salido tan mal, "Estás maternando, y lo estás haciendo muy bien", un reconfortante mensaje para todas las madres, Antes y después de ser madre: cómo cambia el valor de las cosas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio