Publicidad

Las cosas que nuestras madres nunca nos dijeron, y que comprendimos cuando tuvimos nuestros propios hijos
Nuestras experiencias

Las cosas que nuestras madres nunca nos dijeron, y que comprendimos cuando tuvimos nuestros propios hijos

Publicidad

Publicidad

Ser madre es una experiencia maravillosa como ninguna otra. Y es que no existe que nada que pueda compararse a ella y que nos traiga tantas enseñanzas y momentos que valen oro. Sin embargo, la maternidad llega sin un manual.

Y esto último lo sabemos cuando nos convertimos en madres y entonces es cuando nos damos cuenta de tantas cosas que hicieron nuestras madres por nosotros. Te comparto las cosas que tu madre nunca te dijo y comprendiste hasta que tuviste tus propios hijos.

No sabía lo que estaba haciendo

Tal y como lo comentaba al principio, la maternidad viene sin un manual de instrucciones que pueda servir como guía básica. Y así como nosotros en un momento podemos sentirnos perdidas, alguna vez nuestras madres estuvieron en el mismo lugar, y en muchas ocasiones no sabían lo que estaban haciendo.

Le hiciste llorar, muchas veces

Además de regalarnos emociones bonitas y momentos inolvidables, ser madre también trae otra característica emocional: el llanto. Y es que ser madre es llorar desde el momento en que te enteras de la noticia, durante el parto, y en muchas, muchas ocasiones mientras van creciendo nuestros hijos.

Pasaba noches en vela preocupada por ti

Nunca lo vimos, porque éramos pequeños y para nosotros era lo normal, pero cuando nos sentíamos mal, estábamos batallando con alguna enfermedad o simplemente nuestra madre tenía alguna preocupación relacionada con nosotros, pasó decenas de noches en vela, cuidándonos y amándonos.

Haría lo que fuera con tal de verte feliz

Creo que todas las madres estarán de acuerdo conmigo cuando digo que todas seríamos capaces de dar la vida por ver felices a nuestros hijos. Y es que ser madre te llena de un amor incondicional, que te motiva a buscar siempre soluciones y a ir más allá, con tal de ver a tus hijos sonreír.

Estaba muy, pero muy cansada

Nunca te lo dijo, y trataba de no mostrarlo, pero tu mamá estaba muy, pero muy cansada. Justo así como tú te sientes ahora, agotada por la rutina y las actividades del día a día, así estuvo tu madre alguna vez, pero siempre encontraba la manera de seguir adelante.

Era inmensamente feliz con tan solo verte

Coche Madre Hija

Pero así como estaba muy cansada, tenía la mejor motivación del mundo: tú. Y esto seguramente lo descubriste hasta que tuviste tus propios hijos, pero tu madre era inmensamente feliz con tan solo verte, ya sea jugando, riendo o incluso hasta durmiendo.

El miedo era parte de su vida

No todo eran emociones positivas, porque ser madre hace que surja en nosotras una nueva y poderosa emoción: el miedo. Este sentimiento, se convierte en parte de nuestra vida, para siempre, pues quisiéramos tener la capacidad de proteger a nuestros hijos de cualquier cosa que pudiera hacerles daño, aunque sabemos que lo mejor es permitirles que hagan su camino.

Sufría cuando tú sufrías

De la mano del punto anterior acerca del miedo, llega otra emoción que solamente conocemos a fondo cuando somos madres: el sufrimiento de las personas que más amamos. Y es que así como ser madre te hace sonreír cuando tus hijos sonríen, también te hace sufrir cuando ellos sufren, porque no hay nada que desees más en el mundo que su felicidad.

Lloraba a solas

Porque estaba cansada, porque sentía que no estaba a la altura, porque sentía que podía hacer las cosas mejores, porque estabas enfermo, porque estabas triste. Nunca te diste cuenta, pero tu madre lloró a solas y en silencio en muchas, muchas ocasiones.

Siempre te verá como su bebé

Y finalmente, algo que no es ningún secreto y que quizás sí nos han dicho nuestras madres y comprendimos hasta que tuvimos nuestros propio hijos: siempre nos verán como sus bebés. Porque para una madre, eso es un hijo, un pequeño ser que llegó a cambiar sus vidas, y que no importa que tenga 12, 35 o 50 años, siempre será "su bebé".

Fotos | iStock
En Bebés y más | 15 cosas que hacían nuestros padres y que los padres actuales deberíamos retomar, La maternidad me mostró nuevos miedos y preocupaciones, pero mi hija me está enseñando a ser más fuerte

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios