Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Vacas que producen leche materna?

¿Vacas que producen leche materna?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días llegó a mis manos un artículo que dice que científicos chinos han modificado la secuencia genética de las vacas para que produzcan leche materna.

Al parecer han conseguido que su leche contenga lactoferina, una proteína que tiene múltiples beneficios para el bebé y que solo se encuentra en la leche humana.

En el artículo comentan el descubrimiento de hace unos años, y que todos ya conocemos, de que la leche artificial (que no contiene esta proteína) no es tan beneficiosa como siempre se había creído y que el mejor alimento posible es la leche materna, crucial para prevenir enfermedades y mejorar la supervivencia de los recién nacidos. Tras siete años de investigaciones, el laboratorio chino State Key de Agro-Biotecnología de Pekín, ha anunciado que está en disposición de que sus vacas produzcan leche materna en cantidad suficiente para comercializarla.

Esta noticia me asombra pues me parece una auténtica trasgresión de la naturaleza además de ser una gran falacia.

No sólo de pan vive el hombre y fabricar leche materna no es algo tan simple como introducir una proteína en la leche de vaca. Hay cientos de componentes que seguirán sin estar presentes. Sólo han introducido uno y ya lo están llamando leche materna.

El tamaño de las proteínas de la leche de vaca es mucho mayor que las de la leche humana, por eso (y por muchas otras cosas) se modifica la leche de vaca en los laboratorios para crear la leche artificial adaptada que todos conocemos.

Con esto quiero decir que la única diferencia entre esta leche de vaca y la leche artificial (que también es de vaca) es la lactoferina, pues esta leche tendría que ser igualmente procesada para que las proteínas fueran asimilables por los bebés.

No se le puede llamar leche materna a ésta leche de vaca modificada porque la leche humana es un alimento sin igual. Contiene todos los nutrientes necesarios y un potencial inmunológico que ninguna otra leche tiene, ni siquiera ésta, por supuesto.

Es además un fluido vivo que varía según las necesidades del bebé y un vehículo para la oxitocina, que en el proceso de amamantamiento se desarrolla en la madre, en el bebé y que pasa mediante la leche al bebé. Es decir, oxitocina, la hormona del amor, por todas partes. Es contacto piel con piel con el bebé, es un vínculo irreemplazable, es cariño y es amor.

Por eso me parece un insulto reducir el término "leche materna" a la presencia o no de una proteína en la leche y un insulto a las mujeres, a la naturaleza humana y una exagerada falta de conciencia.

Las mujeres son capaces de amamantar a sus bebés en un 99% de los casos, la búsqueda constante de leches que suplanten a la lactancia materna hace que la, ya de por sí, baja confianza en las capacidades de amamantar a un bebé descienda todavía más. Y confianza es algo que se necesita para que una lactancia vaya bien.

Empiezan con la lactoferina en la leche de vaca y como nos descuidemos modificarán genéticamente a las vacas para que sean capaces de gestar bebés humanos a partir de un óvulo fecundado implantado. Luego modificarán a las vacas para que sus óvulos sean de especie humana y así no haya ni que transferir el óvulo y finalmente se retocará el semen de los toros para que sus espermatozoides sean humanos. ¡¡Qué suerte para aquellos que no puedan tener hijos o para aquellas mujeres que no quieran estar embarazadas!!

Disculpad mi viaje por las ramas, pero es que esto es el no va más de la desnaturalización de los humanos. La leche materna debe venir de la madre, que para eso se llama "materna", nunca de una vaca, por muchos beneficios económicos que aporte a sus fabricantes.

Vía | Agrocope

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos