Compartir
Publicidad
Publicidad

Una pareja musulmana prohíbe a médicos hombres asistir el parto de su hijo

Una pareja musulmana prohíbe a médicos hombres asistir el parto de su hijo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ya hemos hablado en algunas ocasiones de situaciones en las que la salud de los bebés se ve comprometida por las creencias religiosas de los padres.

Recuerdo ahora mismo dos casos. Uno, el de unos testigos de Jehová que se negaban a que se les realizaran transfusiones de sangre a sus bebés para sobrevivir, y otro el de una pareja miembros de la iglesia de la cienciología que prohibían que se le hicieran a su bebé pruebas neonatales de rutina para detectar enfermedades graves.

Un nuevo caso en el que las creencias religiosas de los padres se enfrentan con la vida es la de una pareja musulmana que ha rechazado la presencia de médicos hombres para que atendieran el nacimiento de su bebé.

Su empecinamiento le ha costado la salud de su hijo, nacido en Francia hace 10 años con un 100% de incapacidad debido a complicaciones neurológicas ocurridas durante el parto.

La pareja ha reclamado una indemnización al hospital pero la demanda ha sido rechazada porque según el juez la responsabilidad ha sido del padre por impidir hacer los exámenes que "habrían permitido prevenir las grandes complicaciones neurológicas de que fue víctima el bebé Mohamed".

Es una muestra más de hasta qué punto las creencias religiosas de los padres, sean las que sean, pueden perjudicar la salud de los hijos. Es un tema muy espinoso, pero sin ánimo de ofender a nadie y con el mayor de los respetos hacia todas las religiones me pregunto, ¿está la religión por delante de la vida de nuestros hijos?

Vía | El Heraldo En Bebés y más | Pruebas neonatales versus religión En Bebés y más | Testigos de Jehová prohíben transfusiones para salvar a sus bebés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos