El té de hierbas milenarias que mejora la digestión y ayuda a dormir mejor

El té de hierbas milenarias que mejora la digestión y ayuda a dormir mejor
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las infusiones de hierbas son reconocidas por tener efectos medicinales desde hace cientos de años. Éstas se elaboran a partir de tisanas, que son mezclas o infusiones de diversos frutos secos, flores, especias o hierbas en agua.

Hay una amplia variedad de hierbas y plantas que podemos preparar para beber una infusión que nos favorezca nuestra salud, pero hoy te comparto una que puedes preparar con dos hierbas milenarias que mejorarán tu digestión y te ayudarán a dormir mejor.

Té de manzanilla y menta

Se trata del té de manzanilla con menta, una combinación muy sencilla y sin cafeína pero con grandes beneficios para la salud.

Por un lado tenemos la manzanilla, que será el ingrediente principal de nuestro té. Esta hierba perenne de tallo erguido y ramificado es conocida por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que tienen un efecto positivo en la salud intestinal.

Entre los beneficios de la manzanilla para nuestra digestión, encontramos que nos ayuda a mejorarla y aliviar las molestias ocasionadas por problemas estomacales, como la inflamación o la indigestión.

Además, es una hierba relajante que favorece un mejor descanso, por lo que muchas personas eligen beber una infusión preparada con ella antes de ir a dormir.

Por otro lado tenemos la menta, que también es reconocida por aliviar molestias estomacales como hinchazón, diarrea y estreñimiento, así como otros síntomas del síndrome de intestino irritable.

Cómo preparar un té de manzanilla con menta

Pexels Mareefe 1417945
Foto | Mareefe en Pexels

Preparar esta bebida relajante es muy sencillo y puedes hacerse tanto con ingredientes frescos como con secos.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de manzanilla seca o 1 cucharada de manzanilla fresca
  • ½ cucharadita de menta seca or 1½ cucharaditas de menta fresca
  • 250 ml de agua

Preparación

  1. Colocar el agua a hervir.
  2. Cuando el agua llegue al punto de ebullición, agrega la manzanilla y la menta, bajando un poco la temperatura.
  3. Después de dos minutos, retira la infusión del fuego, tápala y déjala reposar por cinco minutos.
  4. Sirve la infusión en una taza (puedes pasarla por un colador) y bebe.

Foto de portada | Niels en Pexels

Temas
Inicio