Compartir
Publicidad

Ser padre reduce los niveles de testosterona

Ser padre reduce los niveles de testosterona
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando una pareja se prepara para afrontar uno de los retos más bonitos, no sólo la mujer es la única que experimenta cambios durante el proceso de maternidad, ya que un nuevo estudio de la Universidad de Northwestern, nos indica que ser padre reduce los niveles de testosterona en los hombres.

Según esto, los hombres estaríamos biológicamente vinculados al cuidado de los bebés y de los niños que son más dependientes, reflejándose que la paternidad reduce los niveles de testosterona en los hombres.

La testosterona es la hormona sexual masculina (y que también se encuentra presente en pequeñas cantidades en las mujeres) encargada de estimular el desarrollo de los órganos sexuales masculinos, así como las características sexuales secundarias (vello facial, agudeza de la voz, desarrollo muscular…)

Según los investigadores, la paternidad y las demandas de un recién nacido requieren muchos ajustes ya sean a nivel emocional, psicológico y/o físico. Por ello, los cambios hormonales que se producen pueden dar respuesta a por qué los padres y los hombres casados suelen mostrar una mejor salud que los hombres solteros de la misma edad. No obstante, esto no quiere decir que los hombres con bajos niveles de testosterona sean más propensos a ser padres.

Lo que sí se ha podido comprobar en el estudio es aquellos hombres que tenían un hijo de menos de un mes de vida presentaban unos niveles especialmente bajos de testosterona, siendo especialmente bajos en aquellos casos en que los padres se dedicaban al cuidado del recién nacido.

Otra conclusión derivada del estudio, además del fuerte vínculo entre padre e hijos, ha sido la posible respuesta a la pregunta de por qué los hombres solteros suelen tener peor salud que los
hombres casados que son padres. Según los investigadores, los bajos niveles de la hormona masculina en los padres podría servirles de protección ante determinadas enfermedades crónicas.

Como veis, el ser padre reduce los niveles de testosterona hasta tal punto que podría incluso protegernos ante una posible enfermedad al alcanzar la vejez. Pero lo que para mí es lo más importante de todo, es que nos permite estar un poco mejor preparados para colaborar, cuidar, ocuparnos de la salud y bienestar de aquello más importante: el recién nacido y su madre.

Vía | adn
Foto | Xbeckie boox en Flickr
En Bebés y más | Papás más femeninos: la paternidad reduce la testosterona, El descenso de testosterona en los papás.Video

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos