Publicidad

Una mujer se quita la mascarilla y tose en la cara de un bebé al discutir con la madre por la distancia social

Una mujer se quita la mascarilla y tose en la cara de un bebé al discutir con la madre por la distancia social
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Con la nueva normalidad que vivimos debido a la pandemia de coronavirus, la responsabilidad y la educación de los ciudadanos es clave para cuidarnos entre todos. Un lamentable hecho sucedido hace unos días en San José, California (Estados Unidos) demuestra que algunas personas dejan mucho que desear en cuanto a respeto hacia los demás.  

En las imágenes se puede ver a un grupo de personas haciendo fila en una yogurtería, cuando una mujer de alrededor de sesenta años discute con otra mujer que iba con su bebé de un año en un carrito porque, según ella, la madre no estaba respetando la distancia social. Es ahí cuando la mujer se acerca al cochecito, se quita la mascarilla y le tose al bebé en la cara hasta en tres ocasiones.  



Un ataque racista

Según Mireya Moya, la madre del bebé, que a su vez iba con la abuela del niño, se trata de un ataque racista por parte de la mujer. En una entrevista a un medio local explicó que la sospechosa pareció molestarse cuando la escuchó hablar en español con su madre y empezó a gritarles a ambas sobre la distancia social, las acosó y atacó al bebé.

"Me dijo: 'No entiendes lo que te digo como si ni siquiera hablara inglés", ha afirmado en declaraciones a la cadena NBC.

“Sucedió tan rápido que yo estaba en estado de shock. Se acercó, se quitó la máscara y tosió tres veces muy fuerte en la cara de mi hijo”, denunció la madre.

Días después, Mireya denunció lo sucedido en su perfil de Facebook junto a la descripción de los hecho para lograr identificar a la mujer.

Según la madre, la mujer además abandonó el establecimiento sin pagar. Ahora el Departamento de Policía de San José, California, ha difundido la grabación de seguridad del establecimiento en su canal de Youtube para solicitar colaboración ciudadana para identificar a la agresora.


"La salud de mi hijo está ahora en grave peligro porque podría haber enfermado”, escribió la madre en su perfil preocupada por si el niño hubiera podido ser infectado de coronavirus. De hecho, según Mireya, el niño tuvo fiebre días después del incidente pero aclaró que ya ha remitido.

Las autoridades calificaron el caso de agresión hasta tener indicios como para considerar el incidente como un ataque racista. 

En Bebés y más | Cómo educar a nuestros hijos en la paz y la no-violencia

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios