Compartir
Publicidad

"Me habría encantado recibir la factura de todo lo que no he pagado", la defensa por nuestra sanidad pública que se ha viralizado

"Me habría encantado recibir la factura de todo lo que no he pagado", la defensa por nuestra sanidad pública que se ha viralizado
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Eva Buttom está embarazada de gemelos, y hace unos días tuvo que ingresar en el Hospital Universitario Virgen de Valme, de Sevilla, por amenaza de parto prematuro. Tras cinco días hospitalizada, la mujer decidió publicar un texto en su cuenta de Facebook agradeciendo la atención recibida y reflexionando sobre todo lo que hubiera tenido que pagar por su ingreso, si en nuestro país no existiera la sanidad pública.

Y es que aunque Eva es consciente de que la sanidad pública se mantiene gracias a los impuestos que todos pagamos, no ha querido dejar pasar la ocasión de hacer un alegato en su favor, invitándonos a defenderla, apoyarla y valorarla.

"Una cama en planta nos cuesta más de 1.000 euros por noche"

"Me han ingresado cinco días y al darme el alta, solo he recibido un papel en el que me explican las instrucciones que debo seguir para mi tratamiento, mi próxima cita y la firma de mi ginecólogo. Me habría encantado recibir también la factura de todo lo que no he pagado, la verdad".

"Porque creo que no somos conscientes de la suerte que tenemos y de la necesidad de luchar para que no nos arrebaten este sistema. Una cama en planta nos cuesta más de 1000 euros por noche"

"Yo he tenido a mi disposición 24 horas durante estos días a celadores que me llevaban en la cama a paritorio y vuelta. Auxiliares de enfermería y enfermeras que venían a verme cada tres horas (tomarme la temperatura, la tensión, seguir mi historial, medicamentos prescritos, cambios de suero y vías, curas de las heridas...). Había un botón sobre mi cama por si necesitaba llamarlas entre visita y visita (tuve que hacerlo un par de veces de madrugada y no tardaron ni 2 minutos). Su trabajo también incluye tranquilizarnos y hacernos sentir cuidadas y acompañadas".

"Ginecólogos que me han ido controlando las ecografías (3 al día con el consiguiente material y maquinaria), obstetras que trabajaban junto a los ginecólogos para comparar visiones y explorarme por dentro (2 veces al día)".

"Matronas que controlaban las contracciones en monitores en otra sala (otras 3 veces al día), que me daban consejos y me enseñaban a tranquilizarme".

"Comida especial para mamá gemelar, 4 veces al día. Leche caliente por las noches para que durmiese mejor. Medicinas intravenosas (4), suero (2) inyecciones (3), pastillas (6 al día). Pruebas de laboratorio (3 analíticas y 2 cultivos). Servicio de sábanas, toallas, pijamas limpios cada mañana. Jabón y esponjas. Servicio de habitaciones".

"Y por supuesto, quirófano listo por si hacía falta cesárea de urgencia".

"Así que sí. He echado de menos una factura de todo lo que no he pagado durante estos días. Deberían dárnoslas a todos para que las concentraciones las hiciéramos por motivos como no perder poco a poco esto que tenemos... en lugar de esperar a futbolistas en las puertas de la Agencia Tributaria".

El post cuenta con casi siete mil comentarios, algunos de ellos negativos e insultantes hacia Eva, como por ejemplo:

-"Esta no tiene nómina y por eso dice que todo es gratis".
-"Trabaja, que es lo que tienes que hacer".
-"A mí me quitan dinero todos los meses para que venga gente como tú a aprovecharse de nuestra sanidad".
-"Esta tía es otra inmigrante que viene a parir a España".
-"Vuelve a tu país, guapa".

Días después, debido a los numerosos comentarios que recibió, decidió publicar una actualización en su perfil de Facebook a modo de conclusión:

Y si queréis saber más, aquí podéis escucharla en una entrevista en Cadena Ser.

En defensa de nuestra sanidad pública

Eva no es la primera persona en alabar públicamente nuestro sistema sanitario y los profesionales que lo integran.

Hace unos meses nos hicimos eco de la emotiva carta que publicó Pablo Iglesias y que dedicó a sus gemelos prematuros, en la que reconocía la labor de todos los profesionales que les estaban atendiendo, y la entrega incondicional que mostraban cada día.

También se viralizaron las palabras de Alberto Lizaralde, padre de una niña con una cardiopatía congénita, que publicó en Twitter un hilo de agradecimiento a los médicos que habían salvado la vida de su pequeña, a pesar de las condiciones en las que a veces deben trabajar por culpa de los recortes:

"Los trabajadores son lo mejor pero muchas veces tienen que doblar turnos en exceso y dar más horas y esfuerzo del que deberían. Y ahí es donde ellos se muestran por encima del propio sistema y deciden que si deben dar más lo dan" - publicaba entonces.

No cabe duda de que tenemos grandes profesionales en nuestra sanidad, y hospitales públicos que son referencia tanto en España como fuera. Por eso es importante que lo valoremos y lo protejamos entre todos, haciendo un buen uso de la sanidad y agradeciendo a quienes nos atienden cuando lo necesitamos.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio