Publicidad

María Castro vive uno de los momentos más emotivos para toda madre: ver a sus hijas juntas por primera vez

María Castro vive uno de los momentos más emotivos para toda madre: ver a sus hijas juntas por primera vez
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Cuando te enteras que estás esperando a tu segundo bebé, te asalta la culpa porque no estarás en exclusiva para el primero, así como la duda de si serás capaz de amar tanto a tu nuevo bebé como amas al mayor.

Pero cuando nace ese nuevo miembro de la familia, todas las dudas se disipan y te das cuenta que el amor se multiplica con cada hijo, nunca se divide. Es lo que le ha sucedido a la actriz María Castro, que acaba de ser madre por segunda vez de una niña llamada Olivia.

Un momento inolvidable para toda madre (y padre, por supuesto), y que también lo ha sido para la actriz, es cuando el hijo mayor conoce a su hermanito, en este caso hermanita, a quien su hija mayor Maia no ha podido ir a visitar al hospital debido a la pandemia.

El momento en el que ves juntos a tus hijos por primera vez te inunda una emoción difícil de describir. María lo ha compartido en sus redes sociales con estas palabras:

De cuando de repente te despiertas con dos corazones... y ambos laten fuera de tu pecho...❤️❤️
(Maia no tiene ojos para nadie más... su hermana, es su mundo ahora)

 

Cesárea después de cesárea

María confiesa que le hubiese gustado tener un parto diferente. Quería "vivir otro tipo de parto", pero no ha podido ser, y así lo explica junto a la última foto que se hizo con barriga como recuerdo, antes del parto.

 

Ésta es la última foto en la que Maia seguía siendo la bebé de la casa, para convertirse en hermana mayor... aunque de momento sólo pueda ejercer vía telefónica...
Esta es la última foto en la que monitorizada y con contracciones, guardaba aún la esperanza, de parir por vía vaginal.... Me apetecía vivir ese otro tipo de parto… Me apetecía irme a casa sin una operación mayor en el cuerpo…
Me apetecía ayudar al bebé a entender que tras el canal del parto, le esperaba el mundo... Pero no pudo ser…
Un parto programado, por necesidades de guión, y una cesárea anterior, de la que no conocíamos 100 por 100 el estado de su cicatriz, impidieron hacer otra cosa... había riesgo de desgarro, y yo ya soy madre de una que espera en casa, así que no nos la podíamos jugar.
Me disguste? Si! Pero solo cinco minutos... es lo que me permití...


La magia de la vida

 

Y aquí la vemos en la primera foto que compartió junto a su hija poco después de que llegara al mundo, desbordada por la emoción de ver por fin su carita por primera vez.

Ha vuelto a ocurrir la MAGIA… la magia de la vida.
Cuando creías que lo habías experimentado todo, cuando pensabas que no se podía igualar ese amor tan puro, cuando te parecía imposible vivir en tus propias carnes otro día tan especial como el de hace cuatro años... entonces, llegas tú, Olivia, y tiras por tierra todas nuestras teorías y sentimientos.
Fue oír tu llanto, a escasos centímetros de nosotros, y el amor más animal, puro e incondicional, brotar por sí solo.

En Bebés y más | Siete cosas que deberías hacer cuando visites a un niño que acaba de convertirse en hermano mayor

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios