Publicidad

Fuga de la prisión: dos niños cavan un agujero y se escapan de la guardería

Fuga de la prisión: dos niños cavan un agujero y se escapan de la guardería
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

La imaginación de los niños parece no tener límites... bueno, la imaginación, o la capacidad de imitar historias o sucesos que ven en la tele, o en los videojuegos, o que escuchan a sus padres. No sabemos qué motivó el plan de fuga de estos dos pequeños, pero la historia es bastante sorprendente, casi como si habláramos de la serie Prison Break, a pequeña escala, protagonizada por dos niños que, con sus palas de plástico, lograron escapar de la guardería.

Sucedió en Rusia, donde dos niños de cinco años (allí hablan de jardín de infancia hasta el momento en el que empiezan el colegio) lograron un día llevar a cabo el plan que al parecer habían ideado días atrás. En cuanto tuvieran oportunidad, aprovecharían la tierra suelta bajo una valla, sus palas de juguete, y huirían ¡para ir a comprar un Jaguar! Sí, sí, como lo estáis leyendo. El plan completo consistía en fugarse del colegio para ir a comprar un Jaguar. Y porque no tenían dinero, que si no lo consiguen.

Ese día tocaba excursión, un paseo por los alrededores de la guardería con todos los niños de la clase y ellos, en un despiste, se separaron del grupo para quedarse en el patio mientras los demás se iban. En cuanto tuvieron oportunidad escaparon por debajo de la valla, aprovechando el agujero creado con las palas, y caminaron en dirección al concesionario. Llevaban más de un kilómetro y medio andado cuando una mujer que iba en coche, al verlos, se detuvo para preguntarles.

El plan no parecía estar muy definido en ese punto, en caso de que alguien les preguntara, porque no fueron capaces de mentir. Le dijeron que se habían fugado de la guardería y que iban a un concesionario a comprar un Jaguar, pero que no tenían dinero. La mujer, supongo que alucinando con la historia, los subió en su coche y los llevó a la comisaría de policía (no sabemos si para buscar a los padres, a los responsables de la guardería o para que les fueran abriendo ya ficha...).

En total, calculan que los menores estuvieron fuera de la guardería, solos, durante una media hora. A pesar de que la policía ha considerado el caso de extrema gravedad, por escapárseles a los profesores dos niños de una excursión a la que todos deberían haber participado, los padres han decidido no presentar ninguna denuncia contra el jardín de infancia (que cada uno saque sus propias conclusiones).

¿Las mías? Que los niños son tremendos y que sería genial saber en qué consistía el plan completo. Una vez compraban el Jaguar, ¿qué sucedía después? De los padres, prefiero no opinar, pero a ver de dónde han sacado esta historia los niños.

Más información | The Guardian
Foto | iStock
En Bebés y más | Por qué es urgente que todas las guarderías tengan cámaras

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir