Publicidad

Por qué es urgente que todas las guarderías tengan cámaras
Educación Infantil

Por qué es urgente que todas las guarderías tengan cámaras

Publicidad

Publicidad

Hace unos meses Lola preguntaba si las cámaras deberían ser obligatorias. Ha pasado un tiempo y yo creo que ya tenemos la respuesta: sí, sin duda, y urgente. Urgente porque en los últimos días no dejan de aparecer casos de maltrato hacia los niños, o de cuidadoras que les medican para que estén adormilados, o peor aún.

Ante casos así, y pese a que las educadoras puedan parecernos muy agradables y afectuosas, no debemos olvidar que les confiamos a nuestros hijos, nuestros seres más queridos, lo más importante de nuestras vidas. Sí, las guarderías o escuelas infantiles tienen que tener cámaras y ahora os argumento el porqué.

No es agradable leer estas noticias, pero hay que saber que suceden porque son los sitios donde les dejamos confiando en que estarán bien, sin poder controlarles de ninguna manera. No sabemos que están bien, simplemente lo creemos porque confiamos en quienes les cuidan, pero ya se sabe, a veces quien menos te lo esperas puede hacer las cosas más horribles. Lo más fuerte es que todas son noticias de este mes, recientes.

Dos profesoras de New York detenidas por maltrato

Dos profesoras de una guardería de Long Island fueron detenidas la semana pasada acusadas de obligar a comer a los niños, empujarles y tirar de ellos a la fuerza. Las dos estaban a cargo de bebés de 4 a 18 meses.

Dos profesoras de New Jersey detenidas por abuso

Dos profesoras de una guardería de Cranford, en New Jersey, han sido acusadas de incitar a la violencia a los niños que cuidaban. Al parecer crearon una especie de Club de la Lucha infantil, instando a los niños a pelearse para luego grabarles con el móvil y compartir los vídeos con sus amistades. En este caso, los niños tenían de 4 a 6 años (allí las guarderías son el Kindergarten o jardín de infancia, que abarca más años que nuestras guarderías).

Una profesora de Chihuahua, México, en prisión por quemar a un niño

Una profesora de una guardería de Chihuahua, en México, fue detenida y está en prisión preventiva acusada de quemar a uno de los niños a los que cuidaba con agua hirviendo. Al niño, de dos años, le estaban intentando enseñar a controlar los esfínteres y no llevaba pañal. En algún momento no logró contenerse y se manchó los pantalones y la cuidadora, enfadada, decidió darle un escarmiento metiéndole en agua hirviendo. Probablemente no tuvo en cuenta que las quemaduras serían tan evidentes y dolorosas que la acusarían de ello.

Despiden a cinco trabajadores por abuso de la Apple Montessori School, en Nueva Jersey

Mediante el uso de una cámara (probablemente un dron) se vio como algunos trabajadores de la Apple Montessori School, de Hoboken, Nueva Jersey, cuidaban a los niños empleando más fuerza de la necesaria y recomendable con los niños. Los responsables decidieron despedir a cinco trabajadores.

En una guardería daban medicación a los niños para que estuvieran adormilados

Sucedió en Bryan, Oklahoma, donde los niños que acudían a una guardería eran drogados con Benadryl, un fármaco con que actúa como antihistamínico, sedante e hipnótico, con el que conseguían no tener que esforzarse demasiado en el cuidado de los niños.

¿Y el derecho a la privacidad de los trabajadores?

Cámaras en las guarderías

Los trabajadores tienen derecho a la privacidad y a la intimidad en el transcurso de su jornada laboral y por eso poner cámaras no es una cuestión fácil para los empresarios. Sin embargo, si hay circunstancias que puedan requerirlas (en una tienda, en un banco, etc.), pueden ponerse después de explicar a los trabajadores que habrá cámaras, dónde estarán y cuál es la función.

Pues bien, si hablamos de niños, y sobre todo si hablamos de bebés, está claro que allí donde estén y puedan estar solos con otros adultos debería haber cámaras. Y ya no solo en las guarderías, sino también en los colegios. Cuántos niños han sufrido maltrato físico y psicológico, o incluso abusos sexuales sin que los padres se hayan siquiera enterado hasta pasado un tiempo.

Hay cámaras en los centros comerciales, en las tiendas, en los bancos, en las farmacias, etc., para proteger los bienes materiales y el dinero, ¿pero no hay cámaras para proteger a los menores de los adultos indeseables? Pues algo estamos haciendo mal. Las guarderías deberían tener cámaras ya, cuanto antes, de manera urgente, y no para grabar a las cuidadoras haciendo fechorías, que también, sino para disuadirlas de hacerlas.

Ya hay guarderías con cámaras, de hecho. Y son un plus a la hora de ofrecer sus servicios, pues en muchos casos son cámaras IP a las que se puede acceder desde el exterior, mediante una contraseña. Así los padres, cuando quieran y desde donde quieran, pueden acceder a ellas y ver, en todo momento, qué está haciendo su hijo y cómo juega y se divierte con su cuidadora, su profesora y su nueva persona de confianza, porque ellos confían en ellas. En realidad no hace falta que sean tan modernas, pero desde luego seguro que a los padres les da más seguridad saber que hay una cierta vigilancia que no andar pensando si el golpe que presenta su hijo se lo ha hecho solo, se lo ha hecho otro niño o se lo ha hecho la cuidadora.

En Bebés y más | ¿Cámaras en la guardería?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir