Publicidad

Es famosa y está embarazada, ¿qué tiene de raro para que sea noticia?

Es famosa y está embarazada, ¿qué tiene de raro para que sea noticia?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando un familiar, una amiga o una compañera de trabajo nos dice que está embarazada, lo normal es que nos alegremos por ella y dependiendo de la confianza que tengamos con esa persona es posible que algún que otro consejo o broma típica de ese momento pueda caer.

Si somos padres sabemos en qué tipo de aventura se va a meter. Sabemos que un embarazo puede ser un proceso largo, que tiene sus cosas buenas y sus incomodidades. Quizás es parte de nuestro instinto crear un grupo alrededor de la embarazada, quizás para acompañarla o puede que por algún que otro motivo, olvidado a lo largo de la evolución.

Pero todo cambia cuando se trata de algún personaje famoso de nuestra sociedad, parece que al recibir la noticia de su embarazo todo fueran preguntas y nos cuestionásemos hasta el más nimio detalle. La edad que tiene, su pareja, su vida, etc. Todo es noticia, todo está en primera plana, ¿por qué? Es famosa y está embarazada, ¿qué tiene de raro para que sea noticia?

El reciente embarazo Susana Díaz, la presidenta andaluza

Ha saltado a la primera plana en casi todas las publicaciones. Hasta ha sido motivo de hilos de conversación en las redes sociales. Tal ha sido el revuelo que no creo que haya mucha gente en este país que no se haya enterado del embarazo. Es cierto que mucho de este "revuelo" viene generado por causas políticas.

Mucho son los que han puesto el grito en el cielo, que si es irresponsable tener un hijo justo en año electoral, que si será un mal ejemplo si renuncia a su baja por maternidad, o si lo hace a medias, incluso si no renuncia a ella. También que si las visitas médicas interferirán con su agenda, etc. ¿Les suena de algo? Es posible que a muchas de ustedes sí porque les haya pasado lo mismo, es posible que a muchas de ustedes se les haya cuestionado su capacidad para compaginar trabajo y embarazo. ¿Por qué? Porque al fin y al cabo, la sociedad sigue viendo el embarazo como un "estorbo", como una situación poco o nada compatible con la vida laboral. Si llegamos a un establecimiento y quien nos atiende está embarazada automáticamente vemos a una mujer embarazada, ya no vemos una dependienta, camarera o directora de sucursal, vemos un bombo.

¿Sería una noticia del mismo nivel que algún presidente autonómico anunciara que va a ser padre en breve?

532130377

En este país ya les digo que no. Rotundamente no. Y es algo gracioso porque fuera de nuestras fronteras la balanza no es tan desigual y si que se siguen los embarazos de las parejas de famosos, aunque tampoco con la misma intensidad que si la embarazada es la madre. Quizás porque en esos países se tiene más inculcado que en un embarazo intervienen dos y que al futuro papá le puede apetecer acompañar a su pareja al ginecólogo, que tendrá que asistir a clases de pre-parto y que también tiene derecho a su baja paternal y a disfrutar de su familia y que todo eso también afecta la agenda laboral de la misma forma.

Pero todo esto no pasa por ser nada más que un problema de conciliación laboral que es independiente de la fama, estatus o puesto que ocupe la madre o el padre. No voy a negar que no es lo mismo ser la presidenta de Andalucia que investigadora en un laboratorio, que cada caso debe ser estudiado y sopesado, pero en el fondo hay unos pequeños seres indefensos que les importa muy poco, por no decir nada en absoluto, quienes sean sus padres y el trabajo que hagan, que lo único que quieren es tenerlos cerca el mayor tiempo posible y en ese trabajo nadie nos puede sustituir.

Si eres famoso se supone que debes ser un padre o madre diez

Dv1217033

Muchas veces cuando escucho a la gente hablar sobre los embarazos de las famosas o leo algún artículo sobre este tema me da la sensación que le gente espera ver modelos de padres y madres.

Creemos que por ser famoso, por tener una fortuna o saber dirigir el mayor banco del país la maternidad les va a ser más fácil y por eso llegamos casi a despellejarles si cometen el más mínimo error o nos escandalizamos cuando hacen alguna locura (muchas de las cuales seguro que las podemos ver a diario).

Pero cuando un niño llega a tu mundo, lo vuelve del revés y ya nada está en su sitio, comienzan los miedos, las dudas, todo parece complicado y tu seguridad hace días que saltó por la ventana al grito de Gerónimo. Da lo mismo que seas Paco el del bar, Susana la presidenta o Shakira la cantante, ahora lo que eres es madre o padre, el resto se ha quedado diluido en alguna parte entre el paritorio y este momento en el que eres un cúmulo de nervios, en los que lo único que deseas es que todo esté bien y tu hijo esté feliz y contento.

Si quizás...

Quizás en otra sociedad nada de esto tendría sentido, quizás en un mundo en que se aceptara un embarazo y por consiguiente traer a un nuevo ciudadano a este lugar llamado mundo, como una buena noticia, como una pieza más para el futuro de todos en vez de como un estorbo en una carrera profesional, un gasto en las cuentas de la empresa o una forma de librarse de ir a trabajar, quizás y sólo quizás, ese día ningún embarazo sea más noticia que otro (salvo quizás que sean quintillizos, claro).

Quizás el día en que padre y madre no tengan que compartir baja, sino que cada uno disfrute de la suya, quizás en el momento en que no presupongamos que los niños son cosa de sus madres, quizás cuando una pareja no tenga por qué elegir entre su futuro profesional y el familiar, quizás podamos olvidarnos de todo esto.

Foto | ThinkStock, PSOE Andalucía
En Bebés y Más | Polémica en el parto de Sara Carbonero por una más que posible "inne-cesárea", La modelo Natalia Vodianova posa desnuda dando el pecho a su bebé, ¿normalizamos o criticamos?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir