Compartir
Publicidad
Publicidad

El correcto lavado de manos significa más vida, ¿lo hacemos bien?

El correcto lavado de manos significa más vida, ¿lo hacemos bien?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comer, tocarse la cara o llevarse las manos a la boca son gestos que hacen los niños a menudo sin ser conscientes del riesgo que supone si no se tienen las manos limpias. Hoy 15 de octubre se celebra el Día Mundial del lavado de manos porque es muy necesario que conozcamos que este gesto puede evitar muchas enfermedades e incluso salvar vidas.

Lavarse las manos correctamente con agua tibia y jabón evitaría muchos casos de diarrea y desnutrición en el mundo, como advierte UNICEF. Según sus datos, cada día mueren más de 1600 niños a causa de enfermedades diarreas, algo que se podría reducir con buenos hábitos de higiene y nutrición.

Para los niños menores de cinco años esto es especialmente importante, ya que la diarrea es una de las principales causas de desnutrición en muchos lugares del mundo. En los países con más bajos ingresos, la práctica del lavado de manos es menos habitual (y las consecuencias d no llevarla a cabo, más graves), pero no solo en estos países hay que actuar.

Lavarse bien las manos es importante para cualquier persona, en cualquier entorno. Se trata de un primer paso para defenderse de los gérmenes y de enfermedades como el resfriado y la gripe y otras más serias como meningitis, bronquiolitis, diarrea infecciosa... No debemos olvidarnos de ello y hemos de intentar que nuestros hijos tengan este hábito.

Para el correcto lavado de manos solo hace falta seguir unos pocos pasos y tener especial cuidado en estos momentos:

  • Antes de comer
  • Antes de cocinar o manipular alimentos
  • Antes de tocar a un bebé
  • Después de ir al baño
  • Después de cambiar el pañal
  • Después de toser, estornudar, sonarse la nariz...
  • Después de visitar o cuidar enfermos
  • Después de hacer limpieza si se ha manipulado sustancias químicas
  • Después de jugar con mascotas
  • Después de fumar
  • Después de tirar la basura

Durante unos 60 segundos, hay que frotar bien ambas manos (palma y dorso) con un poco de jabón, limpiando bien entre los dedos, las uñas y hasta las muñecas. Enjuagarse bien con agua corriente y secarse con una toalla limpia.

En 2015 el tema de esta fecha para la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud es "levantar la mano para la higiene", levantar la mano como acto de afiliación a este gesto para que se convierta en una norma social. Además, levantando la mano se podría contar cuántas personas se lavan las manos y tienen acceso a instalaciones de higiene en las instalaciones de viviendas, escuelas y atención médica, para actuar donde haya más necesidad.

En definitiva, el Día Mundial del Lavado de Manos se plantea un reto importante y nos recuerda lo vital del acceso universal al agua y saneamiento. Al fin y al cabo, muchas vidas están en juego, como señala UNICEF: menos diarrea y menos desnutrición es más vida.

Foto | Thinkstock
Más información | UNICEF
En Bebés y más | Seis consejos para adquirir hábitos de higiene en la infancia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos