Compartir
Publicidad
Publicidad

Se acabó estudiar en verano: adiós a los exámenes de septiembre en algunas comunidades autónomas

Se acabó estudiar en verano: adiós a los exámenes de septiembre en algunas comunidades autónomas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El inicio de septiembre siempre ha sido una fecha decisiva para muchos estudiantes que se examinan de las asignaturas que no superaron a final de curso. Se han pasado el verano estudiando y se lo juegan todo en estos días antes de "la vuelta al cole".

Pero este será el último año para los exámenes de septiembre en La Rioja, Comunidad de Madrid y Castilla León. A partir del próximo curso 2017-2018, los alumnos de estas comunidades se examinarán antes de vacaciones, de manera que el verano sólo será para disfrutar.

Una medida que ya han tomado otras CC.AA

La Rioja, Madrid y Castilla León vienen a sumarse a otras comunidades como País Vasco, Navarra, Cantabria, Comunidad Valenciana, Extremadura y Canarias donde este sistema lleva años funcionando.

En estas comunidades no existen los exámenes de septiembre para los alumnos de ESO y Bachillerato, aunque no en todas las regiones funciona igual y cada una marca sus propias directrices:

  • Cantabria, País Vasco, Navarra, Comunidad Valencia y La Rioja (a partir de 2018): adelantan la convocatoria de septiembre al mes de junio para los alumnos de ESO. Y en todas estas, salvo en Cantabria, también se adelanta para los alumnos de Bachillerato.

  • En Madrid, la convocatoria se adelantará a partir del próximo curso para ESO y primero y segundo de Bachillerato.

  • Canarias sólo adelanta los exámenes para los alumnos de Bachillerato, al igual que Castilla y León (a partir de 2018) y Extremadura, aunque estas dos últimas sólo lo hacen para los alumnos de segundo curso.

De una forma o de otra, los alumnos de estas comunidades viven el verano sin presiones y sin estudios, disfrutando y olvidándose de los libros, los deberes y las lecciones.

La convocatoria de septiembre se adelanta a junio o primeros de julio, de manera que los alumnos que necesiten recuperar materia deberán examinarse de nuevo antes de las vacaciones de verano.
descansar-en-verano

Según informa Estrella Digital, el director de educación de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) defiende esta medida argumentando que las investigaciones realizadas al respecto han concluido que las vacaciones de verano no favorecen el aprendizaje:

“En general, las vacaciones de verano son malas para los resultados de aprendizaje. Hay investigaciones que demuestran que los estudiantes olvidan mucho contenido, por lo que retrasar la recuperación puede suponer a los estudiantes una desventaja"

Por su parte, Miquel Soler, secretario autonómico de Educación de la Comunidad Valenciana - donde esta medida lleva cinco años funcionando - afirma según la Cadena Ser:

"A priori pensábamos que iban a salir mejor los resultados en septiembre. Cuando comprobamos que no era así, además comparando curso por curso y asignatura por asignatura, es cuando decidimos mantenerlo puesto que las ventajas eran mayores que los posibles inconvenientes"

Entre las ventajas que algunos profesionales destacan a la hora de tomar esta medida, estarían:

  • Evaluación continua de los alumnos, sin el parón de los dos meses de verano.

  • Desde la última convocatoria ordinaria en junio hasta la extraordinaria para la recuperación, sólo pasarán dos o tres semanas, de manera que los alumnos no olvidarán contenidos y podrán reforzar las carencias con ayuda de los profesores.

  • Todos los alumnos podrán disfrutar de sus vacaciones sin la presión de unos exámenes a la vuelta de la esquina.

  • Se reducirá el coste de algunas familias a la hora de contratar profesores particulares o academias para sus hijos durante el verano.

  • El personal educativo podrá dejar organizado el siguiente curso antes de irse de vacaciones y cerrar la lista de alumnos.

¿Reducirá esta medida la tasa de repetición?

Esta medida, sin embargo, no gusta por igual a todo el mundo y dada la elevada tasa de repetición de los alumnos españoles, muchos profesionales consideran que el adelanto de la convocatoria sólo puede perjudicar.

Además, los profesores recalcan que para los alumnos con varias materias suspensas o para aquéllos que han suspendido los tres trimestres consecutivos puede ser realmente complicado recuperar todo en tan sólo 15 días de plazo.

En cualquier caso, por el momento no hay estudios comparativos que ayuden a saber si esta medida perjudica más que beneficia o viceversa. Por lo que queda esperar y ver cómo se desarrollan los hechos, aunque no cabe duda de que a nivel personal se trata de un gran paso que favorece el descanso y las vacaciones de toda la familia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos