Publicidad

Una abuela es condenada a eliminar las fotos de sus nietos en redes sociales por incumplir la ley de protección de datos

Una abuela es condenada a eliminar las fotos de sus nietos en redes sociales por incumplir la ley de protección de datos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Compartir fotos de nuestros hijos en las redes sociales, o de los nietos en el caso de los abuelos, es una práctica habitual hoy en día. Al cumplir los seis meses el 81 por ciento de los bebés ya tiene presencia en Internet, y antes de que cumplan cinco años, pueden haber unas mil fotos del niño circulando por internet.

Pero, ¿qué pasa cuando las fotos son publicadas sin permiso de los padres? Un tribunal de Países Bajos ha condenado a una abuela a eliminar las fotografías de sus nietos que había subido a sus cuentas en las redes sociales Facebook y Pinterest sin el permiso de su hija, madre de los tres menores.

La madre de los niños y su madre llevaban un año sin tener contacto entre ellas, y aunque le había pedido varias veces a la abuela que borrase las fotos, al no conseguirlo decidió recurrir a la Justicia. Y esta le dió la razón.

Según el New York Times, un juez de Gelderland, en la parte oriental del país, dictaminó que la conducta de la abuela supone una infracción a la normativa establecida por el Reglamento General de Protección de datos (RGPD) europeo, que en Países Bajos establece que las imágenes de menores de 16 publicadas en redes sociales deben contar con permiso de los padres o tutores.

Una sentencia pionera

En principio, el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea no se aplica al procesamiento de datos "puramente personal" o "doméstico". 

Sin embargo, el juez considera que esa exención no se aplicaba en este caso, porque al publicar fotografías en las redes sociales, la abuela las puso a disposición de un público más amplio, según el fallo.

"Con Facebook, no se puede descartar que las fotos colocadas se puedan distribuir y terminar en manos de terceros", dijo.

La mujer debe eliminar las fotos o pagar una multa de € 50 (£ 45) por cada día que no cumpla con la orden, hasta una multa máxima de € 1,000.

Si en el futuro, sigue publicando fotos de los niños, deberá pagar un multa de € 50 adicionales por cada día.

Sin duda, muchas personas deberán pensárselo dos veces antes de publicar fotos de menores en las redes sociales sin el consentimiento de los padres.

Vía | Xatakafoto

En Bebés y más | ¿Puede mi hijo denunciarme por subir fotografías suyas a las redes sociales?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios