Compartir
Publicidad
Publicidad

10.000 niños menores de seis años viven sin un hogar

10.000 niños menores de seis años viven sin un hogar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En España, hoy, hay muchos menores que no pueden ser dados en adopción pero que a los que sus familias biológicas no pueden cuidar. Viven en centros tutelados y crecen sin un hogar donde ser educados y criados con amor. Son 40.000 y una cuarta parte de ellos, 10.000, tienen menos de seis años. 10.000 niños que viven sin un hogar.

En el Senado se ha hecho recientemente una propuesta destinada a buscar hogares donde estos pequeños puedan crecer. Las razones son, además de lo importante que es crecer en un hogar estable para el desarrollo social y emocional de los pequeños, de índole económica.

La estancia en un centro cuesta entre 3.000 y 10.000 euros al mes a las arcas públicas y no ofrecen las mejores garantías para el pleno desarrollo del menor, como han demostrado las experiencias de otros países del entorno, donde estos centros apenas existen.

La idea es sacar a los más chiquitines de los centros lo antes posible, actuar a continuación en franjas de edad hasta que no queden en los centros más que los más mayores, grupos de hermanos o niños con problemas de salud o conducta, que es para los que más complicado es encontrar familias dispuestas a la acogida. Incluso se propone que estos chicos no vivan en grandes centros, sino en casas tuteladas en las que convivan entre 6 y 10 de ellos.

El objetivo es que los niños puedan estar con familias de acogida mientras sea necesario y, además, dotarlas de ayudas para que puedan atenderlos perfectamente, mejorando el sistema actual que es bastante complicado, desconocido para la mayoría de la población y tiene peculiaridades en cada comunidad.

Incluso se ha hablado de crear una nueva profesión, el cuidador de menores, que recibiría remuneración por trabajar en su casa atendiendo a estos pequeños, siendo las personas elegidas para ello profesionales con formación sanitaria, psicológica o pedagógica. Nada que ver con esas casas de acogida que habremos podido ver en películas americanas, sino verdaderos padres y educadores dedicados a darles a estos pequeños el hogar y la atención mejor posible.

Pensar en estos 10.000 niños pequeños, que pueden pasar su infancia en un centro, por muy bien organizado que esté y muy cariñosos que sean sus cuidadores, nos acongoja a los padres y madres. Muchos, si esto se hiciera más accesible, seguramente estaríamos dispuestos a hacerles un lugar en nuestro hogar todo el tiempo que puedan necesitar.

Via | El País En Bebés y más | Acogidas temporales, iniciativas solidarias, Bebés abandonados, Familias de Urgencia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos