Compartir
Publicidad

Lo que esta madre es capaz de hacer con las camisas de su marido es, realmente, asombroso

Lo que esta madre es capaz de hacer con las camisas de su marido es, realmente, asombroso
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las mejores formas de ahorrar en la economía familiar es dando un nuevo uso a la ropa que se va quedando pequeña, desfasada o desgastada, reciclando las prendas y adaptándolas a nuevas necesidades o gustos.

Pero lo que llega a hacer Stephanie Miller, madre de cuatro niños, con las camisas que su marido desecha, es puro arte. ¿Es posible vestir a una niña con camisas de hombre? Ella nos demuestra que no sólo lo es, sino que el resultado puede llegar a ser sorprendente.

Coser le ayudó a superar su depresión postparto

Stephanie Miller, de 27 años, es una maestra de arte en Utah (Estados Unidos) y madre de cuatro niños, que muestra con orgullo sus creacciones de costura a través de su cuenta de Instagram. Y no es de extrañar, pues lo que esta mujer es capaz de hacer con la máquina de coser es una verdadera maravilla.

Stephanie cuenta que comenzó a coser tras a dar a luz a su primer hijo y que aquella actividad le ayudó a superar la depresión postparto que estaba sufriendo.

"Vivíamos en un apartamento de un dormitorio con poco espacio para que pudiera continuar pintando sin riesgo para mi bebé. Estaba sufriendo una depresión posparto, y con el estilo de vida de la maternidad, sentí una pérdida de identidad - confiesa en esta entrevista.

Así que recurrió a la máquina de coser que su marido le había regalado para redescubrir su lado creativo, elaborando al principio pequeños peluches para su bebé. Con el tiempo, comenzó a ver tutoriales en Youtube sobre cómo hacer vestidos, y a seguir de cerca el trabajo de algunas costureras a través de las redes sociales.

"Hace tres meses, mi marido se estaba deshaciendo de ropa que ya no le servía, y encima de la pila había una camisa que acababa de regalarle por Navidad. No me gustó que quisiera deshacerse de algo tan nuevo, pero la camisa había encogido por lo que decidí guardarla junto a otras camisas con la esperanza de hacer algo con ellas. Así que cuando ví las creaciones de moda de otras costureras a través de Instagram pensé: ¡voy a intentar hacer yo lo mismo!"

Y así fue como empezó a confeccionar sus propios trajes y los de sus dos hijas, ayudándose de volantes, tintes y otros extras que transforman la ropa y le dan un toque creativo y personalizado.

Stephanie se siente muy orgullosa con su trabajo, y en declaraciones al diario Huffington Post afirma:

"Creo que es importante que los niños vean a sus padres ilusionarse y perseguir sus sueños. Por eso, quiero dejar constancia de todos mis trabajos y mis proyectos en mi cuenta de Instagram, y realmente disfruto viendo mis progresos"

Sin duda esta madre merece nuestro reconocimiento, ya no sólo por sus maravillosas creaciones sino por su fuerza de voluntad y la ilusión que pone en todos sus proyectos
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos