Compartir
Publicidad

Una enfermera judía amamanta a una bebé palestina cuya madre resultó herida en un accidente

Una enfermera judía amamanta a una bebé palestina cuya madre resultó herida en un accidente
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En plena ola de violencia que nos llega a través de los medios de comunicación, el periódico YnetNews se hizo eco de una noticia que nos hace reconciliarnos un poco con la humanidad.

Los niños son completamente ajenos a los conflictos y al odio, sólo esperan lo más simple que se puede esperar, que sus necesidades sean cubiertas. Cuando una bebé palestina de nueve meses, cuya madre resultó herida en un accidente lloraba de hambre, una enfermera judía no dudó en amamantarla.

Sus padres y la niña viajaba en un coche cuando sufrieron un accidente que acabó con la vida del padre y dejó a su madre gravemente herida en la cabeza.

Afortunadamente, la bebé solo sufrió lesiones leves y fue trasladada a urgencias, pero como su madre no podía darle el pecho, y a pesar de intentar durante siete horas alimentarla con biberón, la niña se negaba a tomarlo.

Como sucede con la mayoría de los bebés que lo único que han tomado en su vida es el pecho de su madre, la niña no aceptaba otra cosa y cada vez lloraba más y más, para desesperación e impotencia de las tías que estaban a su cargo.

Fue entonces cuando las tías le preguntaron a Ula Ostrowski-Zak, enfermera pediátrica del Hospital Hadassah Ein Kerem, qué podían hacer. Y ella, que a su vez es madre lactante, respondió que ella amamantaría con gusto al bebé.

Le dió de comer cinco veces al día, haciendo pausas en su trabajo para alimentar a la niña.

"Sus tías me abrazaron y me dieron las gracias. Estaban muy sorprendidas y me dijeron que muchas mujeres judías no estarían de acuerdo en amamantar a un bebé palestino que ni siquiera conocen", dijo la enfermera.

Cuando la enfermera se fue a casa, las tías se plantearon quién alimentaría al bebé, pero Ula se encargó ella misma de publicar el asunto en un grupo de Facebook de La Liga de Leche y las reacciones fueron inmediatas. Al cabo de dos horas ya habían encontrado madres dispuestas a donar su leche o incluso viajar para alimentarla. Mientras tanto, siguieron intentando sin éxito que la niña aceptara el biberón hasta encontrar una solución.

Su madre continúa en estado grave, y la bebé pronto será dada de alta del hospital, pero al menos tranquiliza saber que seguirá recibiendo leche materna gracias a la solidaridad de varias mujeres. Y por supuesto, de la enfermera judía que no dudó en un primer momento en ofrecerle su pecho.

Vía | YnetNews
En Bebés y más | La bonita foto de una agente de policía amamantando a un bebé que llevaron llorando a comisaría, Una enfermera da el pecho a un bebé para calmarle el dolor de la intervención, El bonito gesto de una mamá: amamantó al bebé de una desconocida hospitalizada

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos