Compartir
Publicidad

Tras quedar su lactancia vacía decidió donar su leche para otros bebés

Tras quedar su lactancia vacía decidió donar su leche para otros bebés
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos meses os hablamos en Bebés y más de una posibilidad que podría ayudar a algunas mujeres cuando sufren una pérdida que no esperaban y la lactancia se establece igualmente: donar la leche, si así lo desean, para que otros bebés necesitados puedan salir adelante con ella.

Lo comentamos como una posibilidad, una opción, aunque en España no parece todavía fácil hacerlo porque no está muy claro que en los Bancos de Leche la acepten (la respuesta que obtuvimos por entonces no era muy halagüeña).

En EE.UU., sin embargo, parece que esta posibilidad es real y esto permitió a una madre, cuya lactancia se quedó vacía al perder a su bebé, encontrar una manera de dar significado a lo que acababa de vivir: donó más de 500 litros de leche materna para los bebés hospitalizados.

La historia de Demi y Leo

Según leemos en TN, Demi Frandsen fue madre de manera prematura de un bebé que nació con gastrosquisis, una malformación en que los órganos del abdomen se desarrollan fuera de su cavidad, en el exterior.

Nada más nacer, los bebés que sufren esta condición deben ser intervenidos para introducir los órganos en la cavidad abdominal. Aunque el pronóstico es muchas veces bueno, hay ocasiones en las que puede haber complicaciones. En este caso el hijo de Demi, Leo, había nacido prematuro y esto dificultó más la situación.

El bebé estuvo ingresado en cuidados intensivos del Hospital Infantil de Omaha, en Nebraska. Vivió hasta la edad de 10 meses, pero al final no pudo ser. El cuerpecito de Leo dijo que no podía seguir luchando. Ella se había estado extrayendo leche desde el principio, y Leo recibió su leche mientras pudo.

Empezó a donarla cuando vio que Leo ya no la podía tomar

En las últimas semanas su estado empeoró y apenas podía ya recibir su leche, así que decidió donarla al hospital como agradecimiento por el buen trato que había recibido hasta entonces, y por si con ello podía ayudar a otros bebés con dificultades a salir adelante.

Después de la muerte de Leo, ella siguió con su rutina y cada tres horas siguió despertándose para extraerse la leche. Así hasta que llegó a donar cerca de 500 litros de leche materna. Cuando le preguntaron acerca de este hecho, tal y como leemos en Upsocl, ella solo dijo lo siguiente:

Seguimos buscando la manera de tener una vida sin un pequeño pedazo de nuestra alma. Sus 10 meses de vida, fueron los mejores 10 meses de la mía.

En este vídeo podéis ver a Demi explicando (en inglés) la historia:

Sin duda, una historia triste, la de una pérdida, que se acompaña de un precioso acto de amabilidad y agradecimiento.

En Bebés y más | Una foto para la esperanza: los bebés "arco iris" son los que llegan después de un aborto o un bebé nacido sin vida, Aborto espontáneo: tú no tienes la culpa, "El entorno niega el dolor del aborto". Entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio