Publicidad

Aborto espontáneo: tú no tienes la culpa

Aborto espontáneo: tú no tienes la culpa
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

El aborto espontáneo es un duro trance por el que muchas mujeres hemos pasado. Al dolor por la pérdida de un hijo que venía en camino se suma un gran sentimiento de responsabilidad. Es inevitable pensar que hemos hecho algo mal o que no nos hemos cuidado lo suficiente, tal vez aquella copa que no debí beber o aquel medicamento aún sin saber que estaba embarazada....

Los pensamientos atormentan. También los comentarios de los demás que pueden ser muy hirientes, pero ante todo debes saber y aceptar que tú no tienes la culpa.

El aborto espontáneo es más frecuente de lo que pensamos. Se cree que la mitad de las concepciones no llegan a término, lo que sucede es que muchas veces el embarazo se pierde incluso antes de saber que hemos estado embarazadas.

Al momento de la fertilización o en la división celular que ocurre en las horas posteriores puede producirse un fallo genético que evita que el embrión se desarrolle, y a los pocos días bajar la menstruación como un ciclo más o con un pequeño retraso.

Aborto espontáneo o aborto natural es aquel que ocurre antes de la semana 20 de gestación. La mayoría ocurre en el primer trimestre de embarazo, antes de las 12 semanas, cuando se forman los órganos principales del bebé. Las causas pueden ser fetales, la mayoría de las veces, o maternas, como malformaciones uterinas, enfermedades crónicas, etc.

El aborto espontáneo es un accidente natural

El aborto es un hecho traumático para cualquier pareja, y sobre todo para la mujer, quien vive la pérdida en su propio cuerpo. Los aspectos psicológicos que rodean al aborto deben ser tenidos muy en cuenta por el entorno para poder apoyarla y hacerla sentir que no está sola, y sobretodo, a superar el sentimiento de culpabilidad que inevitablemente aflora.

En un congreso reciente, expertos en reproducción asistida decían que al responsabilidad del aborto no es exclusiva de la mujer. Cuando se malogra un embarazo también puede ser porque el padre transmita en su carga genética anomalías que hagan inviable el embarazo. Habría que hacer un estudio genético en cada caso, que salvo cuando hay antecedentes de esterilidad o abortos de repetición (más de tres), no se suelen realizar.

Pero de cualquier forma, la cuestión no es echar culpas a uno u otro, sino comprender que es un accidente de la naturaleza, y aceptarlo como tal. La aceptación es el primer paso para superarlo. Y aunque es doloroso, y en algunos casos ese sentimiento puede durar varios años, la gran mayoría de las mujeres que han tenido un aborto espontáneo han conseguido volver a quedar embarazadas.

Ni el deporte, ni el sexo, ni reposo mal hecho

No tiene nada que ver el haber practicado deporte, haber levantado peso o haber tenido sexo con la pérdida del embarazo. Incluso tampoco una caída o un accidente leve. Más de la mitad de los abortos se deben a causas fetales, por anomalías congénitas del feto, con frecuencia fallos cromosómicos en los primeros estadios de gestación.

Debes saber que si llevas una vida saludable, no tomas medicamentos contraindicados, no usas drogas, no bebes ni fumas demasiado eres perfectamente capaz de concebir. Muchas mujeres (entre las que me incluyo) habremos bebido una copa sin saber que estábamos embarazadas y al enterarnos asalta la culpa, pero es prácticamente imposible que una copa desencadene una aborto. Tú no tienes la culpa.

Tampoco debes culparte por un reposo no demasiado estricto. Claro que una hace lo que sea y si hay que quedarse en cama, pues nos quedamos, pero últimamente se está poniendo en duda la efectividad del reposo, pues si se trata de un fallo genético, o de alguna condición o enfermedad materna que lo haya provocado poco puede hacer el quedarse inmóvil para evitarlo.

Los mitos que rondan el aborto espontáneo son muchos, así como comentarios que nunca deberían hacerse a una mujer que ha sufrido un aborto. La gente habla mucho, pero tienes que saber que tú no tienes la culpa. Disipar ese sentimiento te hará posible hacer el duelo y avanzar.

Foto | Mitya Kuznetsov en Flickr En Bebés y más | Abortos naturales: causas y tipos de aborto, "El entorno niega el dolor del aborto". Entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez (I), Abortos naturales: cuándo es necesaria la terapia post aborto. Entrevista a la psicóloga Paz Ferrer Ispizua (II)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir