Publicidad

Los recién nacidos deberían hacer sus primeras tomas de pecho en el lavabo del hospital

Los recién nacidos deberían hacer sus primeras tomas de pecho en el lavabo del hospital
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Sigue sucediendo y probablemente aún seguirá sucediendo durante un tiempo, hasta que la lactancia en público se normalice más de lo que lo está ahora que, al parecer, aún no es demasiado. Una mujer, madre de un bebé, fue invitada a dar el pecho a su hijo en el lavabo cuando, estando en el IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno), éste le pidió pecho y ella se dispuso a amamantarle, tal y como hace siempre.

Claro, eso de ver a un bebé extraer leche con su boca, directamente de un pecho femenino, debe ser tan terrible que lo más lógico es que se haga en un sitio individual, escondidos de las miradas ajenas y, a ser posible, rodeados de lavabos y váteres. Para que esto no sea un problema para las mujeres ni para sus bebés, y como en los hospitales las habitaciones suelen ser compartidas y en ellas hay otra madre con su bebé, sus familiares y a veces hasta pediatras y enfermeras, lo más lógico es que los recién nacidos hagan sus primeras tomas de pecho en el lavabo del hospital, con su madre, para que así se normalice lo contrario, amamantar en el váter.

¿Amamantar en el váter?

Espero que aún tengáis algo de sentido del humor y os deis cuenta de que estoy haciendo uso del sarcasmo. Podría habérmelo ahorrado, pero es que son tantos años ya viendo cómo la historia se repite una y otra vez, en diferentes puntos del país, e incluso del mundo, que uno acaba por tirar de sentido del humor para poner de relieve lo absurdo de la situación.

Vas con tu bebé al Museo de Arte Moderno, un lugar donde me parecería perfectamente lógico ver alguna escultura de una mujer amamantando, aunque esté hecha con hierros, cartones u otros materiales más modernos que el utilizado en el arte contemporáneo, tu bebé considera que tiene hambre, o quizás se está aburriendo (la razón es un poco indiferente) y decides hacer como siempre que sales a la calle: te pones la mochila con el niño dentro y mientras mama un ratito, sigues caminando. Lo has hecho así cientos de veces en todas partes, no esperas que nadie nunca te diga nada porque lo ves de lo más normal, sin embargo aparece la jefa de sala, que avisa a seguridad para, juntas, invitarte a dar el pecho en el lavabo.

Nadie en su sano juicio iría a un lavabo público a comer, pero los bebés, al parecer, sí deben hacerlo así. Obviamente, te quejas por ello y solicitas ver la norma donde se dice que no puedes amamantar a tu bebé allí. La jefa de sala y la chica de seguridad se ausentan para ir a preguntar por esa norma, pero no aparecen más.

Tras el episodio y viendo que nadie viene a dar explicaciones acudes a pedirlas. La respuesta es que no se puede dar de mamar a un bebé aquí, pues está escrito en las normas. Entonces vas personalmente a recepción para solicitar las normas del recinto, donde te dicen que no saben dónde están. Ante lo bochornoso del asunto, antes de irte, pides el libro de reclamaciones y dejas escrita la denuncia de los hechos para expresar tu descontento y lo denigrante del suceso.

Dónde tiene que hacer las tomas un recién nacido

Volviendo al título, por si aún no ha quedado claro que estaba siendo sarcástico (siento insistir, pero ya veo que en la página de Facebook de Bebés y más me van a criticar porque habrá quien crea que hablo en serio), un bebé recién nacido tiene que hacer las tomas allí donde la madre esté más tranquila, que normalmente es en su habitación del hospital. Si aún no está en ella, pues donde sea, porque la primera toma se suele hacer en la primera hora y no debe postergarse por buscar uno u otro lugar.

Se deja a la mamá y a su bebé en un lugar tranquilo y poco transitado pero no para que los demás no vean a un bebé chupar un pecho, sino para que ellos dos hagan tranquilamente lo más natural del mundo. ¿Cómo no va a ser natural algo que el bebé hace en los primeros minutos tras nacer, sin que nadie se lo enseñe?

A ver si involucionamos todos un poco, que parece que de tanta evolución nos hemos pasado de rosca y algo tan normal como alimentar a tu hijo al pecho está visto como algo que se debe esconder. Involucionamos, empezamos a ver otra vez el acto de amamantar como lo que es, un bebé o un niño recibiendo alimento y cariño de su madre y lo normalizamos para que ninguna madre ni ningún bebé tengan que ser invitados a comer en un lavabo público, nunca más.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Expulsan a una madre lactante de una piscina por riesgo de que "contaminara el agua", Las madres lactantes se reúnen hoy en las tiendas Primark de toda España (y yo aplaudo su método), El mundo mejorará cuando se deje de comparar el comer con el cagar, Más de cien personas protestan a favor de la lactancia en un museo de Washington

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir