Compartir
Publicidad

Los niños amamantados podrían tener mejor comportamiento

Los niños amamantados podrían tener mejor comportamiento
Guardar
46 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un estudio reciente realizado en Reino Unido concluye que los niños que han tomado leche materna durante al menos cuatro meses podrían tener mejor comportamiento cuando son mayores que los que toman leche artificial.

Para el estudio, llevado a cabo por investigadores de las Universidades de Oxford, Essex, York y del University College de London, se contó con la participación de 10.037 madres e hijos, de los cuales 512 fueron prematuros. El 29% de los nacidos a término y el 21% de los prematuros fueron amamantados durante cuatro o más meses (cifra bastante pobre, a decir verdad).

Los investigadores decidieron marcar los cinco años como el momento oportuno para saber qué tipo de comportamiento tenían los niños y, a partir de ahí, conocer qué incidencia podría haber tenido el haber sido o no amamantados.

Resultados del estudio

Se realizó un cuestionario a todos los niños y se observó que, a los cinco años, el 16% de los niños que tomaron lecha artificial presentaban problemas de comportamiento, frente al 6% de los que tomaron leche materna hasta al menos los cuatro meses de edad.

Los investigadores definieron “problemas de comportamiento” a actitudes como ser más mentirosos, tener más ansiedad o hiperactividad y tener peor relación con los padres.

Según comentaron los resultados fueron independientes de la edad de la madre y del nivel socioeconómico de las familias.

Cuál es la hipótesis que lo explica

A la hora de explicar las razones de estas diferencias se barajaron las hipótesis de los beneficios de los ácidos grasos de la leche materna y del vínculo que suele establecerse entre madre e hijo a la hora de amamantar.

Lógicamente, y como decimos, no son más que hipótesis, ya que la causa no está clara, pero según comentaron los investigadores:

La leche materna contiene muchas cantidades de ácidos grasos poliinsaturados esenciales, factores de crecimiento y hormonas que juegan un importante papel en el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso central.

Estas diferencias podrían menguar en adelante, ya que las fórmulas adaptadas infantiles han empezado a estar suplementadas recientemente con algunos de los ácidos grasos presentes en la leche materna. Digo “podrían” porque a pesar de ello aún no se conocen los efectos de esta suplementación ni si realmente supondrá un beneficio para los bebés (según he podido leer en alguna publicación el DHA que se añade a las leches de fórmula parece no actuar igual que el DHA que contiene la leche materna, pero como no puedo citar la referencia, pues no la recuerdo, no me hagáis mucho caso).

Además dijeron lo siguiente sobre el vínculo:

El acto de amamantar crea una relación especial entre la madre y su bebé, mayor interacción entre ambos que puede influir en la posterior actitud del niño.

Sobre esto, pues a saber… a mi parecer cuatro meses de amamantamiento son pocos como para establecer diferencias en cuanto al vínculo. Me lo creería más si se hubiesen comparado bebés con amamantamientos prolongados, digamos de más de un año, frente a bebés que sólo tomaron leche artificial.

En cualquier caso, y como conclusión, sólo comentar que este es el tipo de estudios que te dejan un poco con el “¿Y?”. Los bebés que toman leche materna parecen tener mejor comportamiento. Esto es un hallazgo importante y personalmente me alegro si es cierto, porque así tengo una razón más para tratar de ayudar a las madres que quieren dar el pecho a hacerlo, pero después de la lactancia materna debería haber un después que ayudara a los niños a tener ese buen comportamiento, y ese después es una sociedad donde los niños tengan cabida, donde los padres puedan tener tiempo para cuidarles, donde los padres sepan respetarles y sepan enseñarles a respetar a los demás, donde los niños no tengan que tener horarios de sol a sol con extraescolares casi obligadas, no porque a los niños les gusten, sino porque nadie les puede ir a buscar y donde los niños no se sientan solos e incomprendidos en muchas ocasiones.

La leche materna puede ser importante para el comportamiento de los niños como base, no diré que no, pero si a ello no le acompaña todo lo descrito, que nos cojan confesados (siento acercaros al Apocalipsis… quizás lleve demasiados días viendo adolescentes en mi consulta).

Para acabar os dejo con un resumen de la noticia en vídeo, que hemos podido ver en BBC Mundo:

Vía | BBC Mundo
Foto | Viralbus en Flickr
En Bebés y más | El cerebro de los niños parece crecer más cuanto más tiempo son amamantados, La lactancia materna aumenta la inteligencia ¿causa de los ácidos grasos o del contacto físico?, Nutrir el cerebro del bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos