Compartir
Publicidad
Publicidad

Kim Kardashian dejó de amamantar a su bebé porque su hija mayor moría de celos

Kim Kardashian dejó de amamantar a su bebé porque su hija mayor moría de celos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando llega un bebé a la familia se produce un gran cambio en la dinámica familiar y es normal que el hermano o la hermana mayor sienta celos del nuevo miembro de la familia que tiene a todos embobados.

Os traigo el caso de Kim Kardashian para hablar de una situación por lo que atraviesan la mayoría de las madres lactantes en algún momento: los celos del hermano mayor en la lactancia. La actriz ha comentado en una entrevista hace un par de días que tuvo que dejar de amamantar a su bebé de cinco meses porque su hija mayor, North, moría de celos.

Los celos de la hermana mayor

Desde que nació Saint, North le hacía saber a su madre lo mucho que le molestaba verlo enganchado a su pecho. "Se ponía a llorar como una loca y me intentaba arrancar al niño".

En algunas ocasiones. Kim utilizó el extractor de leche para extraerse la leche y que North le diera el biberón, para involucrarla también a ella en este acto. Pero cuando mamá volvía a ponerse al bebé al pecho, buscaba llamar su atención de todas las maneras posibles.

Un día, según cuenta su madre, "estaba dando el pecho y estaba tan celosa que cogió su cartoncito de leche y lo puso dentro de mi sujetador, sacando la pajita e intentando beber mientras el niño mamaba".

La lactancia materna dura hasta que madre o bebé deciden que ya no quieren seguir, pero en este caso la madre dijo que ha sido North quien decidió por ellos. Al no poder manejarlo, los celos de su hija mayor la obligaron a destetar al bebé de cinco meses.

Consejos para manejar los celos en la lactancia

Lactancia-materna-Celos

Lo de los celos es normal y pasa en todas las familias, no sólo en la de los Kardashian, pero la solución puede ser otra si quieres continuar dando el pecho a tu bebé. Te damos algunas estrategias a poner en práctica si tu hijo mayor muere de celos cuando le das el pecho a tu bebé:

  • Entender sus emociones y hablar sobre ellas: la comunicación es fundamental en estos casos. Hay que explicarle que el bebé es pequeñito y necesita de sus padres por completo, incluso hasta para alimentarse. Que no ha venido a desplazarle sino que hay amor para todos y que entre todos deben ahora cuidar el bebé. Y la teta, sólo puede dársela mamá. Recuérdale cuando cuando él/ella eran pequeñitos y también tomaba la teta. Podéis mirar un álbum con fotos de esa época, por ejemplo.

  • Implicar al mayor en los cuidados del bebé: lo que ha hecho Kim está muy bien. Se ha extraído leche para que su hermanita le diera de vez en cuando el biberón. Aunque no le ha funcionado bien, si reforzamos con otras conductas e implicas al mayor también a la hora del baño, de elegir la ropita que usará, etc, es una buena estrategia. El mayor se sentirá importante y que se le tiene en cuenta.

  • En el momento de la toma, haz que el mayor también se sienta especial, pero de otra forma. Lo ideal es que otra persona pueda estar dedicada al hermano mayor, ya que el bebé también necesita tranquilidad durante las tomas. Intenta que coincida con la hora del baño, la del paseo con los abuelos o ir a hacer la compra con papá. Pero como las tomas a lo largo del día pueden ser muchas y no siempre tendrás la opción de hacerlo, deberás buscar otras estrategias. Por ejemplo, en la toma de la noche invita al mayor a leer un cuento en la cama antes de dormir mientras tú le das el pecho al bebé.

  • Otro buen recurso que yo hacía con mis hijas, (porque no tenía quien se ocupara de ellas en todo momento) era "distraerlas" con alguna actividad que les guste como pintar o dibujar, cantar, ver un vídeo, lo que sea... Es bueno también anticiparles lo que va a suceder para evitar ataques de celos. Por ejemplo, "Voy a darle el pecho al bebé, si te apetece trae unas pinturas y me enseñas cómo dibujas". Incluso a través del dibujo podéis hablar de las emociones y qué siente con respecto al bebé. Es una buena manera de conectar.

  • Dedícale un tiempo en exclusiva al mayor. El bebé te demanda casi el cien por ciento de tu tiempo, pero un par de horas a la semana el bebé puede quedarse con papá o con alguien que lo cuide y tú puedes hacer un plan con el mayor (algo que le haga especial ilusión como ir al parque, dar juntos un paseo, ir al cine, lo que sea...) Así entenderá que también tiene un tiempo en exclusiva con mamá, aunque no sea en la teta.

  • Contacto físico: lo que les sucede a muchos niños mayores es que sienten que pierden ese contacto tan íntimo que establece la lactancia. Procura seguir manteniendo ese contacto a través de las caricias, el contacto piel con piel, los besos, le harán sentir reconfortado aunque ya no tome el pecho.

En Bebés y más | Cómo preparar a tu hijo para la llegada del nuevo bebé‏

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos