Compartir
Publicidad
Publicidad

"Racionar" los juguetes recibidos en Navidad

"Racionar" los juguetes recibidos en Navidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En alguna de las recientes reuniones familiares para celebrar la Navidad, ¿no habéis tenido la impresión de que vuestros hijos no tenían tiempo de asimilar los regalos que recibían? Apenas habían abierto uno, y ya tenían otro esperando a ser desenvuelto. La avalancha de regalos navideños se vuelve a cumplir en mayor o menor media.

Yo tengo comprobado que es así, que a los niños no les da tiempo a darse cuenta de todo lo que les han regalado. Y ello más aún si se suman varios días seguidos en los que reciben regalos (hoy en casa de tu familia, mañana en la mía...).

De hecho, a la hora de escribir estas líneas me he dado cuenta de que, no sólo son mis hijas las que no recuerdan todos los regalos que ha recibido, sino que yo misma había olvidado alguno que guardamos en su momento. Y es que hemos decidido "racionar los juguetes recibidos en Navidad.

Este año tal vez no insistimos demasiado en que nos hacía falta ropa. Ya tuvimos que apartar algunos de nuestros regalos (los regalos "pequeños") porque considerábamos que habían recibido una avalancha de juguetes. Algunos regalos se los daremos en Semana Santa, otros en verano, puede que incluso alguno llegue a sus cumpleaños.

Pero es que vamos a hacer eso también con algunos regalos que sí recibieron y que, sin embargo, no se acuerdan de ellos, no los han pedido ni mencionado. También hay algunos que consideramos que no son apropiados para su edad, por lo que también esperan apartados a que llegue el momento adecuado.

Estos días pasados han recibido muchos, demasiados regalos. Una frase de mi hija de tres años me llamó la atención cuando, tras haber desenvuelto unos cuantos, como a su hermana pequeña aún le quedaba un regalo, ella pidió más. "¿Te parece poco?", le pregunté. "Sí, me parece poco", me dijo.

Seguro que no entiende el alcance de esas palabras y se limitó a repetir lo que yo le había dicho, pero precisamente ese sentido de "todo es poco" es el que intentamos evitar y no me gustaría que en un futuro pensaran que tenerlo todo y más es lo normal.

De modo que al racionar los juguetes recibidos en Navidad les damos más uso a los que ahora utiliza y próximamente podrán disfrutar de otros nuevos. Nuevos, porque ni siquiera recuerdan haberlos tenido en las manos. Seguro que les hacen más ilusión que en su momento, cuando no pudieron apreciarlos.

Foto | carlosfpardo en Flickr-CC En Bebés y más | Cómo evitar avalancha de regalos en Navidad, Juguetes efímeros, Donar los juguetes que nuestros hijos ya no usan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos