Compartir
Publicidad
Publicidad

Donar los juguetes que nuestros hijos ya no usan

Donar los juguetes que nuestros hijos ya no usan
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Las Navidades son una ocasión ideal para donar los juguetes que nuestros hijos ya no usan. Por un lado les inculcamos el valor de la solidaridad contribuyendo a que niños con menos recursos puedan estrenar un juguete, mientras que por otro les enseñamos que divertirse no consiste en acumular un montón de juguetes. De paso, también aprovechamos para hacer lugar en casa que siempre viene bien.

En muchas casas es difícil evitar la avalancha de regalos entre la Navidad y los Reyes, juguetes que no se han pedido y acaban aumentando sin sentido la reserva de juegos, disfraces, muñecas, coches, puzzles, balones, etc.

En casa hemos hecho un pacto que podéis aplicar en vuestras casas. Por cada juguete que entra, uno que sale. Consideramos que el stock de juguetes que tienen es más que suficiente para tres niñas. Además nuestra casa es pequeña, por lo que hemos planteado esta solución para no terminar invadidos por juguetes.

Puede resultar difícil que se desprendan de algunos juguetes, pero tampoco es cuestión de hacerlos sufrir. Seguro que encontráis juguetes olvidados en un cajón, por más pequeños que sean, que ni sabían que tenían.

Los niños encontrarán que al tener menos juguetes disfrutarán más de cada uno. Cuando tienen demasiados juguetes se desorientan, muchas veces se acaban perdiendo piezas en el montón de juguetes y al final no juegan con nada.

Por estas fechas hay diferentes campañas de recogida de juguetes. Bueno, a estas alturas muchas ya han terminado, pero podéis tenerlo en cuenta para el próximo año o recurrir a los sitios que reciben donaciones a lo largo de todo el año.

Se pueden entregar juguetes usados siempre que estén en buenas condiciones en Me dejas jugar, en organizaciones como Cruz Roja, Cáritas, en supermercados como Alcampo organizan la campaña "Ningún niño sin juguete", también algunos ayuntamientos e instituciones se dedican a recoger juguetes. Las iglesias, así también como las guarderías o las ludotecas, son sitios donde pueden recibirlos encantados.

Si averiguamos un poco seguro que podemos encontrar donde donar los juguetes que nuestros hijos ya no usan para que otros niños puedan disfrutarlos.

Foto | sekushy en Flickr En Bebés y más | Cómo evitar avalancha de regalos en Navidad, Trucos para evitar el consumo excesivo el día de Reyes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos