Compartir
Publicidad

El cambio radical (y necesario) de Barbie: adiós a los estereotipos

El cambio radical (y necesario) de Barbie: adiós a los estereotipos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que Mattel presentó su último anuncio ya se respiraban aires de cambio para Barbie. En “Imagine the possibilities” (imagina las posibilidades) aparecían niñas aspirando a ser algo más que un ícono de moda, y en otro anuncio comercial rompía barreras sexistas al mostrar a un niño jugando con una muñeca.

Todo apuntaba a que Barbie estaba evolucionando, pero faltaba el toque final a su aspecto físico nada realista. Ayer, nos sorprendía gratamente con un fantástica noticia que pone fin a años de medidas imposibles: Barbie estrena 3 cuerpos nuevos: curvy, tall y petite, un cambio radical (y necesario) de la muñeca más famosa que por fin dice adiós a los estereotipos.

barbie

La nueva colección de muñecas, que ya está a la venta en los Estados Unidos y llegará a Europa en marzo, incluye 4 tipos corporales (la tradicional y estos tres nuevos), 6 tonos de piel, 19 colores de ojos y 20 peinados, además de múltiples y variados conjuntos de ropa y complementos. Una diversidad más ajustada a la fisonomía de las mujeres reales.

Sus tres nuevas amigas no podrán pedirle a Barbie la ropa prestada. Básicamente, porque no le entraría o le sentaría fatal con sus nuevas medidas. Algo que por un lado es positivo para el público, y por el otro muy positivo para Mattel que empezará a sacar diferentes colecciones para cada una de ellas.

Barbie Curvy (o "rellenita") luce caderas y trasero prominentes, muslos, brazos y gemelos más anchos y una cintura que nada tiene que ver con la de la original. Barbie Tall (o alta) es más alta que la original con un aspecto más tonificado y Barbie Petite (o bajita) tiene menos talla que la original con un cuerpo menos voluminoso.

La revolución de la evolución de Barbie

Barbie-Time

Nunca un cambio en una muñeca ha causado tanto revuelo, y es que Barbie deje de ser esbelta y de medidas "perfectas" significa toda una revolución, porque Barbie no es sólo una muñeca, es un ícono.

La repercusión ha sido tal que Time dedicó su portada al cambio de Barbie bajo el título: "Now can we stop talking about my body?" ("¿Ahora podemos dejar de hablar sobre mi cuerpo"?). El artículo reflexiona sobre la nueva figura de la muñeca, su cambio más importante en 57 años de historia, y sobre los nuevos cánones de belleza en América.

Por qué me gusta que Barbie haya evolucionado

Como decía arriba, Barbie no es sólo una muñeca. Es un ícono. Y quienes tenemos niñas y niños que juegan con muñecas, no queremos que se vean reflejadas en esos modelos de belleza nada realistas. No queremos que crean que ser guapa y exitosa es tener piernas eternas y medidas imposibles. No queremos que jueguen con una muñeca que no se parezca en nada a las mujeres que ven por la calle. Los juguetes son eso, herramientas para el juego, pero también deben sentirse identificados con ellos.

Que Barbie haya evolucionado a un modelo con curvas, una bajita y una alta es tremendamente positivo para las nuevas generaciones. Demuestra que los estándares de belleza no son únicos, que ser diferente no tiene nada de malo y que todas las mujeres, a su manera, son guapas. Ahora sólo falta que Ken se vuelva "fofisano".

Más información | Barbie
En Bebés y más | Barbie quiere ser profesional e independiente ¿Por qué nos gusta su nuevo anuncio?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio