Pensamiento lateral en los niños: cómo la creatividad puede ayudarles a resolver problemas de forma original

Pensamiento lateral en los niños: cómo la creatividad puede ayudarles a resolver problemas de forma original
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Si te hacemos la siguiente pregunta "¿Cómo puede pincharse un globo sin que se fugue el aire y sin que el globo estalle?", ¿qué responderías? La respuesta acertada es: pinchando el globo estando desinflado.

Sin embargo, no es una respuesta común y que se nos ocurra a la primera (nos solemos imaginar el globo ya hinchado), ya que para llegar a ella debemos hacer uso de un pensamiento un poco diferente: el llamado pensamiento lateral o creativo.

Si quieres conocer más sobre el funcionamiento de este pensamiento tan particular, por qué es beneficioso para los niños y cómo estimularlo en ellos, ¡quédate!

Pensamiento lateral o creativo: ¿qué es?

El pensamiento lateral o creativo (lateral thinking) fue acuñado por el médico, filósofo, inventor y psicólogo maltés Edward de Bono. Hablamos de aquel tipo de pensamiento que nos permite resolver situaciones o problemas del día a día de forma creativa, buscando soluciones alternativas y originales.

Así, nos aleja de las estrategias tradicionales (basadas en la lógica y la razón) de búsqueda de soluciones. Así, se basa fundamentalmente en la creatividad.

A través del pensamiento lateral, los niños cambian de perspectiva a la hora de analizar las diferentes situaciones; abren su mente y responden de forma más espontánea, o incluso, a través del juego.

Es por ello por lo que el pensamiento lateral permite a pequeños y adultos afrontar las situaciones cuando no encuentran una solución a través de la lógica.

El pensamiento lateral o creativo implica dejar a un lado la lógica y atreverse a dejar volar la imaginación, pensando de forma un poco más original.

¿Por qué decimos que es lateral? La metáfora de la carretera

¿Por qué se llama pensamiento lateral? Porque es lo contrario al pensamiento lineal y tradicional; cuando lo usamos, no seguimos los patrones habituales para hallar la solución, sino que buscamos nuevos caminos (aunque pueda sonarte un poco abstracto, en los ejemplos entenderás mejor este concepto).

Si usamos una metáfora, el pensamiento lineal sería como viajar en coche siempre por la misma carretera, y el pensamiento lateral implicaría buscar atajos, nuevos caminos (no planteados en un inicio) para llegar a una solución (o a nuestro destino) antes.

Características o elementos del pensamiento lateral

El pensamiento lateral se construye a través de cuatro elementos (o características), que son, en realidad, estrategias a la hora de pensar y razonar:

  • Enfocar los problemas de forma creativa: es decir, enfocarlos desde un punto de vista diferente, original, inesperado.
  • Comprobar las suposiciones: revisar las ideas planteadas en el problema a través de una mente abierta (que se hace preguntas).
  • Hacer las preguntas correctas: formular las preguntas de forma adecuada, partiendo de preguntas generales hasta más específicas, para llegar a "la pregunta" (la que revela el misterio).
  • Aplicar una lógica "diferente" y la flexibilidad mental: cambiar de perspectiva cuando la situación lo requiera, utilizando la lógica cuando sea necesario.
El pensamiento lateral implica usar una lógica diferente, hacer uso de la imaginación y hacerse las preguntas adecuadas para llegar a una respuesta acertada.

Ejemplos del pensamiento lateral en niños

Para que veas cómo funciona el pensamiento lateral en los niños, te dejamos algunos ejemplos de preguntas con respuestas elaboradas a partir de este tipo de pensamiento.

Como verás, son respuestas que requieren "darle una vuelta" a la situación, a través de la creatividad, para encontrar una solución al problema o a la pregunta planteada.

  • A una mujer se le cae su anillo de compromiso en el café. Al rescatarlo, se da cuenta de que no sólo no se ha manchado, sino que ni siquiera está húmedo. ¿Cómo es eso posible? Respuesta: Se trataba de una bolsa de café molido o en grano.
  • Es primavera. Ves una zanahoria y dos trozos de carbón en un jardín. ¿Qué hacen ahí? Respuesta: Era de un muñeco de nieve.
  • ¿Cómo puede hacerse para transportar agua de un envase a otro empleando un colador? Respuesta: Congelando el agua primero.
  • Algunos meses tienen 31 días, otros solo 30. ¿Cuántos tienen 28 días? Respuesta: Todos.
  • Hay un animal tiene sus patas todo el tiempo sobre la cabeza. ¿Cuál es ese animal? Respuesta: El piojo, pues está siempre en el cabello de alguien.
  • A Juan se le cayó un anillo dentro de una taza llena de café, pero el anillo no se mojó. ¿Cómo puede ser? Respuesta: Era café en grano.
  • Dos jugadores de ajedrez. Dos excelentes jugadores de ajedrez jugaron cinco partidas en un día, y cada uno de ellos ganó tres. ¿Cómo es eso posible? Respuesta: Jugaban en partidas diferentes.
  • ¿De qué color son los zapatos de serpiente? Respuesta: Las serpientes no usan zapatos.
  • ¿Cuál es el animal que tiene los pies en la cabeza? Respuesta: El piojo.

¿Cómo estimular el pensamiento lateral en los niños?

El pensamiento lateral puede ser beneficioso para los niños, en tanto que es una forma de fleixibiliar la mente, lo que a su vez, les permitirá ser más tolerantes a los cambios, adaptarse mejor a las situaciones nuevas... ya que la forma de pensar impacta también en nuestros hábitos, comportamientos, decisiones y emociones.

Entonces, estimular este tipo de pensamiento en los más pequeños puede ser beneficioso para ellos. Algunas ideas que pueden ayudarnos con ello son:

  • Cuando tengan que resolver un problema, darles tiempo para pensar (nunca presionarles para que respondan "ya").
  • Animarles a probar con respuestas originales, más atrevidas, alejadas de la lógica.
  • Animarles a dejarse llevar por su intuición sin dejar de banda el análisis de las posibles soluciones.
  • Promover que salgan de su zona de confort de forma regular.
  • Cambiar de forma periódica ciertos hábitos que tengan en su día a día para flexibilizar su mente, e introducir nuevos.
  • Reforzarles mucho las respuestas originales, aunque no sean las "correctas".
  • Relativizar el hecho de no acertar; que pierdan el miedo a equivocarse y que entiendan que en los errores también hay aprendizaje.
"La creatividad es la inteligencia divirtiéndose".
-Albert Einstein-

Y tú, ¿conocías el pensamiento lateral o creativo? ¿Lo has podido apreciar, de alguna manera, en tus hijos?

Fotos | Portada (Freepik)

Temas
Inicio