Compartir
Publicidad

El padre de una niña víctima de bullying explica en un vídeo quiénes son los culpables

2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué puede hacer el padre de una niña de 11 años de edad cuando descubre que está siendo víctima de bullying? ¿Qué hace si cuando se da cuenta de todo ello recuerda que el hijo de unos amigos se suicidó con 13 años, víctima también del bullying? Pues no sé muy bien qué responder, pero una buena manera de ayudar a su hija y a todos los niños que se ven en esa situación es haciendo un vídeo.

Un vídeo que ha hecho público en el que habla de ello y en el que explica quiénes son los culpables, dando incluso nombres y apellidos. Un vídeo para explicar que esto sigue sucediendo y un vídeo para, de manera indirecta, recibir el apoyo de toda una sociedad, y hacer ver a la niña que no es normal ni aceptable que se le trate de ese modo.

El padre de las niñas acosadoras también es culpable

Y todo ello lo hizo después de tratar de hablar con los padres de las niñas que, un buen (mal) día decidieron mandarle mensajes insultándola y riéndose de ella. Cuando por fin lo consiguió, no recibió más que incomprensión y burlas. Algo así como "déjalas, es normal, son cosas de niñas".

Pero no, con 11 años ya no se es una niña. Ya eres lo suficientemente mayor y madura como para saber diferenciar lo que es un juego y lo que no lo es, por eso este padre decidió actuar y poner fin, para tratar de evitar que la cosa fuera a mayores y que su hija llegara algún día a pensar en hacer algo terrible, solo para dejar de seguir sufriendo.

Mucho cuidado con las expresiones que utilizamos en casa

¿Serían las gemelas del vídeo igual de despreciables si su padre fuera otra persona? Probablemente no. El desprecio hacia otras personas por las diferencias que podamos tener unas u otras se cuece desde la tierna infancia. Los niños van recibiendo mensajes y comentarios que no van dirigidos a ellos, de insulto, desaprobación o en forma de chistes, y los van interiorizando.

Por eso debemos tener mucho cuidado con las expresiones que utilicemos en casa y ser muy consecuentes con nuestras opiniones, porque ellos son esponjas que van absorbiendo nuestro modo de pensar, lo van interiorizando y modificando (o no) hasta que un día se "estrujan" y lo sacan.

Para que los niños sean respetuosos y tolerantes con los demás, nosotros debemos serlo también, fuera de casa, pero también dentro. Además, debemos tener claro que "cosas de niños" son los juegos, las risas y, si me apuras, alguna riña menor que probablemente saben solucionar solos. Si entramos en insultos, descalificaciones y en hacer daño psicológico por pura diversión, deja de ser algo banal y pasa a ser bullying, que es algo mucho más serio.

Vía | Upsocl
Vídeo Original | YouTube
En Bebés y más | El acoso escolar es violencia, ¡no lo permitas!, Cómo detectar el acoso escolar, Acoso escolar: ayudando a nuestros hijos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio