Compartir
Publicidad

El acoso escolar es violencia, ¡no lo permitas!

El acoso escolar es violencia, ¡no lo permitas!
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para algunos niños las vacaciones escolares no solo suponen un descanso de las tareas y horarios fijos sino también de un modo de violencia que a menudo pasa desapercibido. El acoso escolar es violencia y no se puede permitir y con este lema Save the Children ha puesto en marcha una campaña.

Los padres y maestros han de ser conscientes de que el acoso escolar no es un juego de niños y puede provocar la infelicidad de los pequeños, haciendo mella en el desarrollo de su vida diaria, en distintos ámbitos.

El “bullying” es una forma de violencia en muchas ocasiones derivada de los mismos comportamientos violentos en que viven muchos niños y jóvenes y también a las condiciones de desigualdad de su entorno. Y es que la violencia deriva en violencia.

Y aunque a menudo sean niños algo mayores los que sufren esta situación, en ningún caso debemos permitirla y siempre estar atentos por si nuestro hijo, más pequeño o más grande, la estuviera sufriendo.

Padres y maestros han de estar atentos para descubrir esta problemática y actuar en caso necesario. Estas son las recomendaciones de Save the Children para conseguir detener el acoso escolar, para enfrentarse al problema y proteger a los niños más vulnerables:

  • Observar al niño o la niña. Estar atento a los cambios de humor y de comportamiento, la motivación al estudio, frecuentes enfermedades leves como dolor de estómago o jaquecas.
  • Escuchar y dialogar. Los niños y las niñas casi nunca mienten en estos temas. Es importante escuchar lo que ha vivido y cómo se siente, sin juzgarle.
  • Mantener la calma. Es importante estar sereno y adoptar una actitud de comprensión y atención, transmitiendo seguridad y tranquilidad.
  • Decirle que no es culpable. Todas las personas tenemos derecho a ser protegidas contra cualquier forma de violencia y a ser tratados con respeto.
  • Reforzar su autoestima, reconocer sus capacidades, habilidades y el esfuerzo por haber pedido ayuda.
  • Comunicar la situación a la escuela. Es importante que el centro escolar conozca la situación y mantener una comunicación continua y de colaboración con ellos.
  • Darle la oportunidad de ampliar el grupo de amigos y amigas. Las actividades fuera del centro escolar permite que se relacione con chicos y chicas de su edad.
  • Mantener una buena comunicación basada en la confianza facilitará que acuda a nosotros en caso de recibir algún contenido o invitación que le provoque malestar o incomodidad.
  • Recomienda a tu hijo no responder a las agresiones. En caso de ciberacoso, guardar los mensajes como prueba (no tiene que abrirlos), bloquear al remitente o denunciarlo a través de la web o red social en la que es acosado.
  • En situaciones graves de acoso escolar o ciberacoso se puede notificar en Fiscalía, Policía, Guardia Civil o Servicios sanitarios.

La lucha contra el acoso escolar es cosa de todos. También hemos de educar a nuestros hijos en el rechazo de cualquier tipo de violencia, física o verbal. En definitiva, el acoso escolar es violencia: no lo permitas y está atento a sus señales.

Sitio Oficial | Save the Children
En Bebés y más | El acoso escolar: ayudando a nuestros hijos, Cómo detectar el acoso escolar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio