Compartir
Publicidad
Publicidad

"Si su ginecólogo quiere inducirle el parto porque es viernes, cambie de ginecólogo"

"Si su ginecólogo quiere inducirle el parto porque es viernes, cambie de ginecólogo"
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La retirada del cheque bebé el día 1 de Enero del presente año fue una mala noticia para todos los padres y madres españoles, que han visto como el Estado da la espalda a la natalidad. Sin embargo ha traído algo positivo para todas las embarazadas: el cuestionamiento acerca de las inducciones de parto programadas.

Nunca había pasado nada. Muchas madres se quejaban de haber tenido un parto inducido o programado sin demasiado sentido e información y no se apreciaba demasiada respuesta pública por parte de los organismos oficiales.

Tuvo que ponerse el mango de la sartén en el otro lado de la mesa, pasando de los obstetras a las madres, siendo ellas las que empezaban a solicitar un parto programado para cobrar el cheque bebé, para que saltaran todas las alarmas y se empezara a declarar que lo mejor es que el parto llegue de manera espontánea.

Fue tal el revuelo originado que la noticia se extendió incluso en televisión. En Telemadrid, por ejemplo, llegaron a decir que “si su ginecólogo quiere inducirle el parto porque es viernes, cambie de ginecólogo“.

El consejo es fabuloso porque no tiene demasiado sentido que un profesional que debe velar para que un parto vaya lo mejor posible, minimizando riesgos y tratando de intervenir poco para que lo que es un proceso natural siga su curso, opte por el camino totalmente contrario, programar un parto, inducirlo artificialmente y arriesgarse a que acabe en cesárea (o peor).

Ahora bien, difícil será que las mujeres sigan dicho consejo porque los que más suelen programar partos son los médicos que trabajan en la sanidad privada y algunas de las mamás que acuden parecen tener los mismos (pocos) escrúpulos que los profesionales que las atienden.

Aún recuerdo a una conocida modelo que explicó muy contenta que para su última hija decidió programar el parto porque fue un placer dejar a los niños en el colegio y con toda la calma del mundo ir a parir. Y como ella algunas madres que prefieren adelantar el parto a la semana 38 para ahorrarse algunos gramos “porque total, el último mes lo único que hace es engordar” y de ese modo poder tener una figura envidiable casi a las horas de parir.

En fin. Os dejo con el vídeo de Telemadrid que es muy interesante de ver:

Vía | El parto es nuestro
Foto | Foto montaje realizado con imagen de Cscott2006 en Flickr
Vídeo | Telemadrid
En Bebés y más | Se cuestiona la conveniencia de las inducciones, ¿Cómo saber que hemos elegido bien al ginecólogo?, “O nace hoy, o me quedo sin cheque-bebé”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos