Compartir
Publicidad

Logran llevar a término a una oveja prematura en un útero artificial, otra vez

Logran llevar a término a una oveja prematura en un útero artificial, otra vez
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un grupo de investigadores ha logrado que una oveja nacida prematura se pueda desarrollar hasta llegar a término con un útero artificial. Quizás al leer esto tengas la sensación de que ya has leído antes esta noticia: y así es. Esta es la segunda vez que se consigue, y la novedad radica en que en esta ocasión el equipo de científicos que lo ha logrado es totalmente diferente al que lo logró hace unos meses.

Esto hace que el invento sea mucho más prometedor, al demostrar que con los mismos instrumentos y la misma tecnología, diferentes profesionales pueden obtener éxito.

Un cordero prematuro

Según leemos en IFLSciencie, para el trabajo más reciente, los investigadores se hicieron con un cordero nacido una semana antes, y mediante el útero artificial lo llevaron a término, para que "naciera" justo cuando por tiempo de gestación le pertocaba.

La investigación se ha publicado en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology, y viene a sumarse a la anterior como muestra del éxito del uso de un útero externo artificial que pueda lograr las condiciones adecuadas, libres de riesgo de infección, para que los fetos nacidos extremadamente prematuros puedan tener más probabilidades de sobrevivir.

Podría salvar la vida de muchos bebés

Corderito2

Confieso que cuando vi la noticia por primera vez, hace unos meses, no tenía muy claro si alegrarme o preocuparme. Me recordó demasiado a Matrix, o a ese posible futuro en el que los humanos ya no nacen de las mujeres, sino en úteros artificiales, y las repercusiones que ello podría acarrear (imaginad a gente mala gestando bebés en beneficio propio para los fines más oscuros, y entenderéis mi preocupación).

Sin embargo, al menos por ahora, esto no será posible, puesto que el dispositivo no está pensado para gestar fetos desde el primer día, sino para bebés muy prematuros, ya formados, que necesitan seguir madurando.

Más de la mitad de los bebés muy prematuros acaban muriendo, y de los que sobreviven, algunos lo hacen con unas condiciones de salud a menudo problemáticas: operaciones diversas, controles médicos periódicos, ciertos déficits del desarrollo, etc.

Pues bien, para todos ellos, estas investigaciones parecen muy prometedoras, puesto que están haciendo uso de animales cuya gestación equivale a las 23 semanas de los bebés humanos, y les proporcionan el medio adecuado para llevarlos a término.

¿Imagináis la diferencia que puede suponer tener a un bebé de 23 semanas conectado a decenas de tubos, sondas y catéteres, en la incubadora, con tenerlo dentro de una bolsita con un líquido similar al amniótico, aún recibiendo oxígeno y alimento por su cordón umbilical?

Pero... da mucha impresión

Así es. Ese es uno de los principales escollos para dar el paso final hacia su uso con bebés humanos. El principal beneficio, lograr que el feto esté aislado del exterior dentro de una bolsa, es a la vez un evento que requerirá de cierta normalización.

No es lo mismo tener al bebé fuera, pero oyéndolo llorar y viéndolo dormir, que dentro de una bolsa llena de líquido sin sentir que está todavía aquí, en este mundo, y por eso tendremos que acostumbrarnos poco a poco a dicha tecnología.

En Bebés y más | El futuro de los grandes prematuros, Una gran noticia: cada vez más prematuros extremos salen adelante, Cuando tu bebé nace prematuro y nada es como esperabas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos