Compartir
Publicidad

El futuro de los grandes prematuros

El futuro de los grandes prematuros
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Precisamente hace unos días nos alegrábamos de que a uno de los bebés más pequeños del mundo se le pronosticara un futuro bastante bueno, pero, ¿es una situación generalizada? ¿Cuál suele ser el futuro de los grandes prematuros?

Un reciente estudio publicado en "The Lancet" analiza esta cuestión, llegando a la conclusión de que cerca del 40% de los bebés que nacen con un peso menor de 1500 gramos y sobreviven pueden sufrir al menos una secuela a largo plazo, sobre todo problemas en sus habilidades motoras y disfunciones sensoriales, como pérdida de audición.

Se trata de un trabajo de 47 años (1966-2011) que hace un seguimiento de al menos seis meses a los neonatos supervivientes. Ha sido realizado por un grupo de expertos del Kenya Medical Research Institute que revisaron más de 28.000 artículos científicos, de los que seleccionaron 153 con un total de 22.161 bebés.

Observaron que más de un tercio (39'4%) de los pequeños que nacen con complicaciones de salud sufre después consecuencias en su desarrollo a largo plazo que pueden generarles al menos una discapacidad, el 18% severa, el 5% moderada y el 10% leve.

Entre las más comunes: dificultades para el aprendizaje, la capacidad cognitiva o el retraso en el desarrollo (en el 59% de los niños discapacitados), parálisis cerebral (21%), daños en la audición (20%) y la vista (18%). En algunos casos incluso se suman varias discapacidades, muchos tenían tres o más secuelas relacionadas con parálisis cerebral, dificultades de aprendizaje, en la visión o la audición.

En los últimos años se ha realizado un esfuerzo global importante para disminuir la mortalidad infantil (cuarto objetivo del milenio), producida principalmente en países pobres por culpa de partos prematuros, problemas obstétricos, icteria, meningitis y otras infecciones.

Gracias a esta apuesta internacional, los neonatos que sufren este tipo de complicaciones reciben mejor calidad asistencial, lo que se traduce en una reducción del número de fallecimientos antes del primer mes de vida. Es decir, sobreviven más bebés, pero a través de este trabajo se ha querido conocer cuál es su evolución a lo largo del tiempo.

Una "epidemia de discapacidades" en el futuro

En vista de los datos, a los autores de este informe les preocupa que los países en vías de desarrollo puedan sufrir una epidemia de discapacidades, ya que la asistencia a estos bebés depende de una alta carga económica que no todas las naciones pueden asumir.

A pesar de tratarse de una gran revisión, los estudios de mayor calidad incluyen datos de Europa y Norteamérica y esto podría suponer una valoración incompleta del panorama global. Los autores del estudio señalan que sería interesante reflexionar sobre estas cuestiones, desde el punto de vista ético y político, con programas que puedan ayudar a mejorar estas situaciones.

Ello es así porque podría darse el caso, de continuar en la misma línea con aumento de partos muy prematuros, algunos países pueden sufrir una epidemia de discapacidad similar a la observada en países de ingresos altos a mediados del siglo pasado.

Por poner un ejemplo en el otro extremo, y dentro de los países desarrollados, Holanda se caracteriza por un manejo clínico de los prematuros muy diferente: los nacidos antes de la semana 26 son tratados sin cuidados intensivos y a merced de su evolución natural, que como es de suponer es de alto riesgo, por lo que muchos no sobreviven.

La verdad es que a ningún padre le gustaría verse en una situación así, y yo no puedo imaginar cuál sería mi actitud, me cuesta pronunciarme. Me pregunto si es posible que unos padres prefieran que su bebé gran prematuro o prematuro extremo, con tan altas posibilidades de sufrir secuelas graves, no sobreviva. Y a juzgar por vuestros comentarios en otras ocasiones, creo que no soy la única en dudar.

Vía | El Mundo Más información | The Lancet Foto | jdsmith1021 en Flickr En Bebés y más | Decálogo de los Derechos del bebé prematuro, Humanizar el cuidado de los bebés prematuros, Nacer prematuro: supervivencia, dificultades y secuelas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos