Compartir
Publicidad
Publicidad

¡La quinta fue la vencida! Tuvieron quintillizos tras someterse a cinco tratamientos de fertilidad

¡La quinta fue la vencida! Tuvieron quintillizos tras someterse a cinco tratamientos de fertilidad
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras someterse a cuatro tratamientos de fertilidad, decidieron intentarlo una vez más y la quinta fue la vencida para Briana y Jordan Driskell, una pareja de Kentucky que acaba de darle la bienvenida a sus cinco bebés (tres niñas y dos niños) nacidos el pasado 2 de mayo con 28 semanas de gestación.

Los quintillizos fueron concebidos mediante un tratamiento de fertilidad después de que la pareja intentara ser padres durante dos años agotadores. Lo que tiene por delante no es menos agotador, pero es una dulce recompensa a su esfuerzo: cinco bebés que aunque permanecen en cuidados intensivos

Al quinto intento...

Fueron dos años agotadores para la pareja que luchaba contra la infertilidad. Se sometieron a cuatro tratamientos de fertilidad en enero, febrero, marzo y abril de 2016, todos sin éxito.

En octubre de 2016 decidieron volver a intentarlo. Esta vez con inyecciones hormonales junto con la medicación oral que Briana ya había estado tomando anteriormente. Las inyecciones aumentan el riesgo de embarazo múltiple. Concretamente, un 20% de probabilidad de embarazo con gemelos y entre un 5-8% de probabilidad de embarazo de trillizos o más. Pero esto no detuvo su fuerte deseo de ser padres.

El 29 de octubre se sometieron al último tratamiento de fertilidad, el quinto. Esta vez ella se sintió diferente, pero no quiso hacerse ilusiones, hasta que el 7 de noviembre el test de embarazo dio positivo. Una prueba de sangre lo confirmó. Finalmente estaba embarazada.

El 1 de diciembre realizaron el primer ultrasonido en el que se vieron cinco sacos. No venía uno, ni dos, ni tres, sino ¡5 bebés!

"Tenemos cinco bebés, uno por cada vez que lo intentamos"

Un embarazo complicado

Briana tuvo síntomas de embarazo desde el momento cero. Al poco tiempo fue diagnosticada con hiperémesis gravídica, una afección que se da en algunas embarazadas durante el primer trimestre, caracterizada por la presencia de náuseas y vómitos intensos y persistentes durante el embarazo que pueden conducir a la deshidratación.

Cuando empezaba a recuperarse, recibió la noticia de que el cuello del útero comenzaba a acortarse con el consiguiente riesgo de parto prematuro, por lo que debió ser ingresada con 22 semanas de gestación.

Aunque tenía la intención de llegar a la semana 30, pero debido a las complicaciones de la preeclampsia que desarrolló, los bebés nacieron por cesárea con 28 semanas: tres niñas, Dakota Faith, Zoey Hart, Hollyn Grace, y dos niños, Gavin Lane and Asher Blaze.

La más pequeña fue Zoey, quien nació con 512 gramos, mientras que Hollyn, la mayor, nació con un kilo y 180 gramos. Ahora todos superan los 900 gramos.

Los bebés permanecen en cuidados intensivos y se prevé que permanezcan allí hasta la fecha estimada de parto.

Cuando supieron que esperaban quintillizos y Briana debió ser ingresada, los Driskell pusieron en marcha una campaña en GoFundMe para recaudar fondos para gastos médicos y de manutención de los pequeños.

Una bonita historia de lucha con final feliz multiplicado por cinco.

Fotos | Driskell Quints (Facebook)
Vía | Today
En Bebés y más | Decidieron ir a por el tercero, ¡y llegaron cinco! Las más bellas fotos de quintillizos, Bellísimas fotos de una madre embarazada de quintillizos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos