Compartir
Publicidad

Ecografía del primer trimestre

Ecografía del primer trimestre
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque puede hacerse un poco antes o un poco después, hoy por hoy el momento más habitual para hacer una ecografía de primer trimestre son las 12 semanas. Esto es así por que en este momento el desarrollo anatómico y el tamaño del feto permiten comprobar que la mayoría de órganos se han formado adecuadamente. Una ecografía de alto nivel en este momento puede detectar hasta el 60-70% de los posibles problemas malformativos que aparecerán en la gestación. La otra medición que se realiza es la traslucencia nucal, el líquido que todos los fetos tienen en la nuca.

Cribado bioquímico

El cribado permite estimar el riesgo de tener una anomalía en el número de cromosomas (técnicamente se definen como aneuploidías), especialmente la trisomía del par 21 o síndrome de Down.

En 1866 Langdon Down señaló como características comunes de los pacientes con trisomía 21 el déficit de elasticidad en la piel, dando la apariencia de ser excesiva para el cuerpo, y la cara achatada con la nariz pequeña. En los años noventa, se describió como el exceso de piel de los individuos con síndrome de Down podía visualizarse mediante ecografía como un aumento de la translucencia nucal en el tercer mes de vida intrauterina.

Para el cálculo de riesgo se combina el valor de la traslucencia nucal, con la edad de la madre, y los valores de dos hormonas (beta-HCG y PAPP-A) que se han realizado en analítica de sangre situan la tasa de detección de anomalias entorno al 95%.

Además de su papel en el cálculo del riesgo de trisomía 21, el aumento de la translucencia nucal también puede identificar un elevado porcentaje de otras anomalías cromosómicas, y se asocia a anomalías mayores del corazón y los grandes vasos y a un amplio espectro de síndromes genéticos.

Otras ventajas de la ecografía del primer trimestre

La confirmación de la viabilidad fetal, el cálculo preciso de la edad gestacional, el diagnóstico precoz de anomalías mayores en el feto, y la detección de embarazos múltiples. La ecografía precoz también proporciona la posibilidad de identificar de forma fiable la corionicidad, principal determinante de los resultados perinatales en los embarazos múltiples.

El cálculo del riesgo de preeclampsia. Por el momento se trata de una opción que se puede realizar en muy pocos centros y no se ofrece de forma generalizada.

Como os podéis imaginar por todo lo anterior, es muy importante que os realicéis esta ecografía del primer trimestre.

Foto | redjar en Flickr En Bebés y más | La primera ecografía: ¿Mejor a partir de las 12 semanas?, Las ecografías en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos