Compartir
Publicidad

El cambio climático podría afectar de forma negativa al corazón de los bebés en las próximas décadas

El cambio climático podría afectar de forma negativa al corazón de los bebés en las próximas décadas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Además de que factores que influyen en el desarrollo del bebé durante el embarazo como la alimentación de la madre, sus hábitos de salud o su estilo de vida, también pueden influir factores ambientales, como la contaminación atmosférica, que recientemente se descubrió puede llegar hasta la placenta.

Sin embargo, éste no es el único factor ambiental que puede afectar el desarrollo del bebé durante el embarazo, pues un nuevo estudio encontró que el cambio climático podría afectar de forma negativa el corazón de los bebés que nazcan en las próximas décadas.

Desde hace mucho tiempo se conoce que las altas temperaturas pueden influir de forma negativa en el embarazo, como lo vimos en un estudio realizado hace algunos años, en el que encontraron que las olas de calor, así como la contaminación, podrían influir en el aumento de partos prematuros.

Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista de la Asociación Estadounidense del Corazón encontró que una gran cantidad de bebés que nazcan entre 2025 y 2035 podrían presentar defectos congénitos en el corazón, a causa del cambio climático.

De acuerdo con la investigación, esto afectaría principalmente a las mujeres cuyos embarazos transcurran durante la primavera y el verano, pues serían las altas temperaturas las ocasionantes de estos posibles defectos congénitos en los bebés.

A esta conclusión llegaron los investigadores, tras realizar proyecciones climáticas y analizar la información del estudio nacional de prevención de defectos congénitos, en los que se incluye un registro de los factores de riesgo para este tipo de problemas de salud.

De acuerdo con su análisis, el cambio climático podría hacer que dentro del periodo de años mencionado, se presentaran hasta 7.000 casos adicionales de defectos congénitos en el corazón en Estados Unidos, que fue donde se realizó el estudio.

El Dr. Shao Lin, uno de los autores del estudio comenta que los resultados de su investigación son preliminares, pero que se recomienda que las mujeres eviten exponerse a altas temperaturas durante las primeras semanas del embarazo, de forma similar a las recomendaciones que se le dan a las personas con enfermedades cardiovasculares durante la época de calor.

Recuerda que si estás embarazada durante el verano, deberás mantenerte más hidratada, vestir ropa ligera y en días muy calurosos evitar salir durante las horas de mayor radiación solar, que son regularmente cuando el sol de encuentra más elevado, entre las 11:00 y 17:00 horas. En caso de que debas salir durante esas horas, no olvides tomar algunas precauciones para cubrirte del sol y procurar que tu salida sea breve.

Foto | iStock
Vía | CNN

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio