Compartir
Publicidad

Andalucía incluye el Test Prenatal no Invasivo para detectar anomalías congénitas, más seguro que la amniocentesis

Andalucía incluye el Test Prenatal no Invasivo para detectar anomalías congénitas, más seguro que la amniocentesis
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A las 12 semanas de embarazo se realiza a la futura madre una ecografía y análisis bioquímicos, dentro del diagnóstico prenatal estándar. Si los resultados indican una sospecha de que el bebé pueda tener una anomalía genética congénita, se realizan otras pruebas complementarias más específicas, como la amniocentesis como la amniocentesis o la biopsia corial), para confirmar el diagnóstico de cromosomopatías fetales.

Ahora, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha incluido el Test Prenatal no Invasivo (TPNI) dentro del Programa de Cribado de Anomalías Congénitas, que permite detectar las mismas anomalías genéticas con un simple análisis de sangre de la madre, sin tener que recurrir a las otras pruebas invasivas, que implican un riesgo de aborto del uno por ciento.

Seguro e igual de eficaz

Según explica la Junta de Andalucía en un comunicado de prensa, el nuevo test prenatal en sangre supone un gran avance ya que minimiza riesgos para la madre y el feto, optimiza la fiabilidad de los resultados y contribuye a reducir la ansiedad de los padres.

El test consiste en una extracción de sangre a la mujer embarazada donde se analiza el ADN fetal, que se encuentra circulando libre en la sangre materna.

Andalucía se convierte en la segunda comunidad autónoma en ofrecer este test, como prueba complementaria en el primer trimestre de embarazo, tras la Comunidad Valenciana, que anunció su inclusión el pasado abril.

Su objetivo es mejorar la tasa de detección de anomalías cromosómicas en el feto y disminuir el número de falsos positivos del Cribado Combinado del Primer Trimestre.

Esta nueva técnica, ofrecida por las Sociedades Médicas o de manera privada, mejora el programa de cribado para las cromosomopatías más frecuentes como son las trisomías 21 o síndrome de Down; 18 o síndrome de Edwards y 13, o síndrome de Patau. Su tasa de falsos positivos es inferior al 0,1%.

Cuándo está recomendado

La Junta de Andalucía estima que esta nueva técnica, que puede realizase a partir de la semana 10 de gestación, beneficiará entre el 3,6 y el 4,95% de las embarazadas de la Comunidad, o lo que es lo mismo: entre 3.000 y 4.000 mujeres cada año.

Se realizará cuando se determine un riesgo de 1/50 a 1/280 en el cribado combinado del primer trimestre o en aquellas mujeres que ya hayan tenido un hijo con alguna cromosomopatía.

El SAS advierte que existen situaciones especiales que requieren una valoración individual y en las que la fiabilidad de los resultados del test desciende: mujeres gestantes con obesidad, gestaciones fruto de técnicas de reproducción asistida (TRA), consanguinidad de primer grado o en embarazo múltiple.

Vía | Junta de Andalucía

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los últimos controles médicos antes del parto: en qué consisten y cuándo se realizan, Predecir la sordera infantil o la hipoacusia genética con un simple análisis de sangre es una realidad

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio