Compartir
Publicidad
Publicidad

Ya pueden verse anuncios de "la vuelta al cole"

Ya pueden verse anuncios de "la vuelta al cole"
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Hace escasos días volví de mis vacaciones, regresando a la ciudad en la que vivo, y además de darme cuenta de lo bien que se circula en coche estos días pude observar en uno de esos grandes anuncios comerciales que ves mientras conduces que ya “la vuelta al cole” está a la vuelta de la esquina.

“Por Dios – pensé – pero si aún estamos a mediados de agosto…”. En el anuncio se podía ver a niños sonrientes con mochila anunciando no sé qué descuentos y no sé cuántos corticoles, palabra que, junto a la frase “la vuelta al cole”, siempre me ha dado un repelús especial (nunca he sabido qué eran los corticoles hasta hace bien poco, supongo que porque nunca he querido escuchar en vacaciones palabras que lleven “cole”, como colesterol o colección, por ejemplo).

El caso es que, a pesar de que yo ya no vuelvo al colegio, sino que vuelvo al trabajo y a pesar de que regresar no me supone demasiado trauma, ver el mencionado cartel me trajo recuerdos poco agradables de cuando, aún en vacaciones y aún en agosto, podían verse niños con mochilas en televisión anunciando la dichosa vuelta al cole.

No sé qué sensaciones teníais vosotros en aquellos momentos, pero a mí particularmente las vacaciones de verano me sabían a poco pese a constar de tres meses, ya que significaban buen tiempo, juegos, diversión y libertad.

Volver al colegio, en cambio, era volver a las normas, a la rigidez, a tener que pasar varias horas sentado escuchando pocas cosas interesantes y muchas otras infumables, a llevar varias hojas de deberes a casa y a marcarme, como buenas intenciones para el curso, ir estudiando día a día para no dejarlo todo para el último, propósito que me duraba un par de semanas.

El caso es que observo, dos décadas después, que los anuncios de merchandising escolar siguen adelantándose (como es lógico si tenemos en cuenta que sólo quedan dos semanas para que empiece el colegio) y que sigue provocándome el mismo desasosiego que antaño, cuando me salía urticaria viendo anuncios de cuadernos y mochilas mientras me comía un helado en bañador.

Foto | dave_mcmt en Flickr
En Bebés y más | Cuando la vuelta al cole es un trauma, El síndrome postvacacional, también en los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos