Compartir
Publicidad

Los padres de dos colegios piden echar a niños con necesidades especiales

Los padres de dos colegios piden echar a niños con necesidades especiales
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son dos casos diferentes: el de una niña en un colegio de Málaga y el de un niño en uno de Pontevedra. La mayoría de los padres de estos colegios han decidido poner en huelga a sus hijos, es decir que no asistieran a clases, para pedir que echen del colegio a los niños con necesidades especiales.

¿Perdón? Es lo primero que se me ha venido a la cabeza al leer la noticia. Cuando se aboga por todos los medios por la inclusión escolar de los niños con diversidad funcional, ¿es posible que siga sucediendo esto? Pero al parecer no es sólo eso. La justificación de los padres es que los niños, ambos afectados por trastornos del espectro autista, también sufrían trastornos de comportamiento que derivaban en agresiones hacia sus compañeros.

En el caso de la niña de Málaga, de 9 años, los padres han logrado su cometido y debido a las presiones, acabó dejando el colegio. Un dia, el 18 de marzo, fue al colegio pero pasó el día sola, debido a que el resto de sus compañeros habían hecho una huelga por las "actitudes violentas de la niña".

Según sus padres, que se sienten totalmente desamparados, la niña ha vivido un infierno y "está desarrollando patologías como consecuencia de este proceso". "Las situaciones que se provocaban en el aula no eran por mi hija, no es una acosadora, es que no tenía suficiente profesorado para atenderla, ni suficientemente formado".

Desde entonces la niña está en su casa, sin escolarizar, y no hay una solución definitiva para su caso.

El caso del niño de Pontevedra, de 8 años, la situación es similar, pero a pesar de la huelga de sus compañeros, continúa escolarizado en el centro. "Lo único que encontraron es que tiene problemas de atención inmediata". Sucede que a veces pierde los nervios y, como es más grande en alguna ocasión ha pegado a algún niño."

¿Y si fuera tu hijo?

La situación que están viviendo estos padres debe ser terrible, y por supuesto también la de los niños afectados que han vivido el rechazo por parte de sus compañeros. Pero creo que aquí hay que hacer el ejercicio de ponerse en la piel del otro. ¿Qué harías si fuese tu hijo el afectado? ¿Y si estuvieses del otro lado? ¿Forzarías que expulsen del colegio a un niño con necesidades especiales por ser un posible riesgo para tu hijo?

El punto está en poder encontrar la mejor solución para el niño con necesidades especiales y también para el resto de sus compañeros. Y otro debate que se abre a raíz de estos casos es ¿cuentan los centros con recursos suficientes para atender a estos niños como se merecen, sin poner en riesgo a los demás?

Vía | El Diario
En Bebés y más | ¿Qué es una escuela inclusiva?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio