Compartir
Publicidad

¿Los azotes a los niños deben ser considerados maltrato?: la pregunta de la semana

¿Los azotes a los niños deben ser considerados maltrato?: la pregunta de la semana
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a que, actualmente, la legislación indica que pegarle a los niños es un maltrato, aproximadamente la mitad de los padres españoles les pegan a sus hijos. Si hablamos de palizas que pongan en riesgo la salud y la integridad física de los niños la cuestión está clara, eso es un delito. Sin embargo, las opiniones cambian cuando se habla de dar unos azotes, un pescozón o un tortazo para lograr que el niño obedezca o castigar un mal comportamiento.

Maltratar es tratar mal a alguien, hacerle daño y usar la fuerza física violentamente. Sin embargo, pese a los problemas físicos y psicológicos que pueden derivarse de los azotes, la sociedad sigue estando dividida y las leyes, aparentemente claras, no lo son pues son permisivas con los azotes o pescozones. ¿Es dar azotes maltratar?

Hay muchos matices. A muchos de los padres que hoy usan los azotes posiblemente les pegaban, y bastante más, de niños, y aseguran, muchos, que no dejó huellas en ellos o incluso que les benefició. Por supuesto, no es lo mismo dar palizas que dar unos azotes, pero, si esto mismo se hiciera a un adulto, un anciano o a una persona indefensa, saltarían todas nuestras alarmas y consideraríamos que sufría un maltrato. En este sentido os lanzamos una nueva pregunta de la semana:

Si pegarle a un adulto es maltratarlo, ¿Los azotes a los niños deben ser considerados maltrato?

Cuando un padre amoroso le da un azote o un bofetón a su hijo, normalmente lo hace sobrepasado por las circunstancias, abrumado por un comportamiento inadecuado y avalado, en cierto modo por la crianza que él mismo recibió. Por lo tanto querría preguntaros qué opinaís de los azotes, cachetes o tortas. ¿Sirven para algo?, ¿enseñan algo?

Todos, alguna vez, nos hemos visto agotados y nerviosos, a punto de estallar. Algunas personas, incluso convencidas de que el castigo físico no es correcto ni sirve para nada, han caido en darle un azote a su hijo, aunque luego se sientan culpables y deseen aprender otros recursos para evitarlo. ¿Os ha pasado a vosotros?, ¿le habéis dado alguna vez un azote a vuestros hijos?

La pregunta de la semana pasada

La semana pasada os preguntamos: Si pudieras echar atrás en el tiempo, ¿qué cambiarías de tu parto?, pues, aunque todas las madres suelen recordar, incluso si ha habido problemas y el parto no sucedió como deseaban, esos momentos como los más hermosos e intensos de su vida. Sin embargo, hay cosas que podrían haber sido de otro modo y, si pudieramos volver atrás, las cambiaríamos.

La respuesta más valorada por nuestros lectores es la de Ana Bueno Bayo

La verdad es que yo me prepare mucho para ese momento, quería sentir todo y pasar por un parto consciente, aunque mi embarazo fue tan maravilloso que en parte no queria que se terminara. Cuando llego el día, las primeras contracciones fueron geniales, estuve a solas, le escribí, le hablé, le di la bienvenida, le canté, me puse nerviosa, y cuando aquello empezo a acelerarse me recorrió la ilusión mas grande de mi vida. El resto fue un parto respetado, bueno, bonito y de solo 2 o 3 horas de la ultima parte. Pero si pudiera cambiar algo… Me cambiaria a mi misma en ese momento. No se si esperaba mucho, pero me quede como con una espinita… Me di cuenta de mi propio umbral de dolor y de sentir muchas ganas de parar aquello, me sentia incapaz de parirlo, sentía que me rompía, y que nada (ni respirar, ni la pelota, nada) podía calmarlo. Al final fue un parto excelente, de 7 empujones y facil recuperación, el peque salió sin sufrimiento y en un momento reconoció su teta… Pero para mi fue un poco frustrante no haberle recibido como yo queria, es más, hoy me alegro mucho de haberlo vivido de forma natural pero no se si podría volver a hacerlo ;_(

En el resto de las respuestas podemos encontrar, sobre todo, los recuerdos inolvidables de un día importantísimo y la enorme felicidad del nacimiento del hijo, aunque destaca que muchas lectoras desearían haber podido tener un parto más natural y con menos intervenciones innecesarias.

Ahora la nueva pregunta para esta semana ya la podéis responder en nuestra sección de Respuestas pero os pedimos que, durante esta semana que tenéis para responderla, contestéis en nuestra sección y no en esta entrada, para que podamos tenerla en cuenta para la semana que viene.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos