Compartir
Publicidad
Publicidad

Bebés sedados en una guardería

Bebés sedados en una guardería
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que saltó esta noticia he estado atenta a su desarrollo y no he querido comentarla hasta que el caso fuera investigado, para tener cuanto más datos fueran posible antes de haceros mi comentario. Todo comenzó al llegar a los medios la posible sedación de unos bebés en una guardería.

Varios bebés, cuando sus papás los recogieron de la guardería tras una jornada aparentemente normal, en la que nadie había alertado de problemas, estaban completamente adormilados, algunos en un estado verdaderamente preocupante. Se dirigieron al hospital donde la primera impresión fue que habían sido sedados, y varios de ellos quedaron hospitalizados aunque, afortunadamente, se recuperaron.

Se precintó la sala donde estaban los niños y se comenzaron las investigaciones, siendo provado que los pequeños habían recibido una dosis alta de tranquilizantes. La policía investigó el caso y se mandaron pruebas médicas que reforzaron las primeras impresiones.

Según avanzaba la pesquisa se llegó a una mujer que trabajaba con los bebés y que, según se informa, estaba bajo un tratamiento médico que concordaba con la medicación hallada en los bebés, aunque ella niega habérselas dado.

Parece que es la única imputada en este caso, que me parece enormemente preocupante, aunque confieso que desconzco que dice la legislación sobre la responsabilidad de los propietarios de estos centros si sucede algo como lo que ha acaecido.

¿Existen sufientes medios de control en las guarderias para que estos hechos no puedan producirse y detectarlos, al menos, antes de que los padres se den cuenta?

Me sigue preocupando que estas cosas puedan ser posibles, más que por lo raro que es que se encuentre una persona capaz de este comportamiento, por que no existan medios de control del comportamiento de los bebés en casos que, si no llegan a alertar a los papás por su gravedad, parece que pueden suceder sin que el personal lo perciba.

Me imagino que los padres que llevan a sus niños a una guardería le dan mil vueltas hasta encontrar la más adecuada, pero también es verdad que los padres de niños envueltos en casos tan graves como este tampoco se habían dado cuenta de nada antes de que sucediera.

¿Vosotros consideráis que hay suficientes medidas de control en las guarderías para evitar casos como este de sedación de bebés o como otros de maltratos que otras veces hemos contado?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos