Compartir
Publicidad

Todos querríamos una profe que dejara mensajes así en los pupitres de nuestros hijos.. o en los nuestros cuando estudiabamos

Todos querríamos una profe que dejara mensajes así en los pupitres de nuestros hijos.. o en los nuestros cuando estudiabamos
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente los gestos de los profesores con sus alumnos nos están sacando una sonrisa y nos muestran como la vocación es fundamental en ocupaciones como la de maestro.

Hoy es una profesora del estado de Nueva York la que ha animado a sus alumnos ante un importante examen mediante notas personales en cada pupitre y es evidente que todos querríamos una profesora que dejara mensajes así en los pupitres de nuestros hijos...o en los nuestros cuando estudiabamos.

En Argentina descubrimos a Lucía quien valoró y evaluó más las ganas y el esfuerzo de su alumna, dadas sus circunstancias personales, por encima de los conocimientos adquiridos.

En España vimos como Iván les enviaba una carta personal a cada uno de sus alumnos para motivarles, para animarles a seguir esforzándose antes de acabar el curso.

Ahora es en la escuela de primaria Evergreen Avenue, en Woodbury, una pequeña localidad del estado de Nueva York, donde la profesora de 5º grado ha recorrido uno a uno los pupitres de sus 19 alumnos escribiendo a cada uno y de forma personal, un mensaje motivador, una frase de ánimo, una idea, una reflexión, unas palabras con las que además mostrarles el cariño de todo el claustro de profesores a cada uno de ellos.

“Sé que esta es la primera vez que te enfrentas a esta examen. Usa todas las herramientas y haz crecer tu cerebro.”

Motivación y esfuerzo

Chandni Langford ha sido la maestra que ha escrito estos mensajes que se han hecho virales en sólo unos días y que hemos podido encontrar por las redes sociales.

De hecho utilizó el hashtag #GrowthMindSet haciendo referencia a la necesidad de adoptar una mentalidad de crecimiento, un hashtag que al encontrarlo en twitter, muestra muchas ideas sobre esa mentalidad de crecimiento puestas en marcha por distintos profesores en distintos lugares del mundo.

Chandni con su rotulador (de los que se puede borra fácilmente) recorrió los pupitres de sus alumnos con la intención de motivarles, de darles confianza en sí mismos y de confirmarles que los profesores habían visto el esfuerzo que le habían aplicado al curso.

“Estamos muy orgullosos del progreso que has hecho este año. Tómate tu tiempo y ¡trabaja a pesar de los desafíos!”

Pero esta profesora además del mensaje, dejó en cada pupitre “un arma secreta”, unos pastelitos a los que llamó “donuts del estrés” para que cada uno lo tomara cuando sintiera la necesidad de calmar sus nervios durante el examen. Pocas cosas mejores para acercarse a un niño, a un alumno que hablar su propio idioma y hacerlo con cariño y sentido del humor, como hizo esta profesora.

Las caras de los niños y niñas al ver esos pastelillos y leer esas palabras seguro que se llenaron de emoción y de sorpresa, la profesora tiene claro que ellos no se dan cuenta aún pero “pueden conseguir lo que se propongan” con ayuda, eso sí de profesores como ella y como tantos otros que estamos conociendo en estos días.

Pupitres1

Profesores los de esta escuela, convencidos de que es necesario inculcar hábitos de trabajo y esfuerzo en los alumnos pero también saben que son niños, que tienen necesidad de ánimo y confianza en sí mismos y que para ello la atención individualizada al alumno es muy importante.

Chandni se ha dado cuenta durante el curso de que sus alumnos se han esforzado y con este gesto quería dejarles claro que ella lo sabía, que lo había visto cada día en cada uno de ellos, su actitud, su esfuerzo y sus ganas de superación personal.

“No te estoy diciendo que vaya a ser fácil, ¡pero va a merecer la pena! Haz lo mejor que puedas. Te quieren tus profesores”

Con implicación así por parte de los profesores es más factible conseguir alumnos con ganas de aprender, con actitud de crecimiento personal, con ganas de saber más y de hacerlo cada día un poco mejor. A fin de cuentas, esa es la intención final de la escuela, del claustro de profesores y de la misma Chandni, asegurarse de que cada niños de hoy sea un adulto responsable de su propia comunidad.

Vía | lainformacion.com
Fotos | twitter.com
En Bebés y más | La más bella historia sobre los mensajes que les damos a nuestros hijos (con final feliz y sorpresa genética) | Los beneficios olvidados de la cultura del esfuerzo y la fuerza de voluntad | La brillante idea de una profesora para detectar el acoso escolar ¡antes de que se produzca!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio