Publicidad

¿Y si los niños que naciesen en verano pudiesen incorporarse a las aulas un año más tarde?

¿Y si los niños que naciesen en verano pudiesen incorporarse a las aulas un año más tarde?
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si eres madre o padre de un niño nacido en el segundo semestre del año, habrás podido comprobar como existe una gran diferencia con aquellos niños que han nacido durante el primero. En estas edades, la diferencia en meses que hay entre unos y otros compañeros de clase puede ser abismal.

Pues parece ser que en Inglaterra han escuchado a padres y profesores que durante años se han hecho la misma pregunta, ¿y si los niños que naciesen en verano pudiesen incorporarse a las aulas un año más tarde?

Pues a partir del próximo curso los padres de aquellos niños que hayan nacido entre el 1 de Abril y el 31 de Agosto podrán incorporarse una año más tarde a la escuela, de forma que puedan mejorar este punto en contra que tenían hasta la fecha.

De esta forma el estado deja en manos de los padres la última palabra a la hora de escolarizar a su hijo.

¿Por qué de esta decisión?

Está basada en diferentes estudios que ponen de manifiesto que los niños nacidos durante los meses estivales y primaverales son más propensos, hasta tres veces más, a tener problemas con las matemáticas y con el lenguaje que aquellos otros niños nacidos incluso en los meses de Septiembre en adelante.

El Misiterio de Educación recibió durante todo el año pasado informes de profesores mostrando como el 62% de los alumnos nacidos durante estos meses tenían mayores problemas de aprendizaje que el resto de sus compañeros.

¿Por qué se ven afectados estos niños?

Según los investigadores, parece ser que estos niños son etiquetados desde el inicio de su etapa escolar como "luchadores" y ya se sabe que cuando un niño se le conoce como el "listo", "el torpe" y cosas así, luego es muy difícil quitarse ese "san Benito".

Así que si al principio son los niños que hablan peor y los que tienen problemas con las matemáticas o la lectura y les marcamos de esa forma es así como continuarán creciendo. Por eso es también muy importante ayudar en su autoestima a estos niños.

Tanto es así, que muchos profesores ingleses han confesado que procuran planificar el nacimiento de sus hijos para el otoño. Así que parece que hay quien se lo toma muy en serio.

Bueno, esto es como todo, estadística y estadística. Yo soy de verano y siempre fui de los primeros en clase, aunque me hermana también y es de invierno.

Qué pensáis, ¿creéis que entrar una año más tarde sería bueno para vuestros hijos? ¿Habéis notado diferencias en el aprendizaje?

Foto | ThinkStock
En bebés y Más | ¿Qué falla en la escuela que conocemos?, ¿Es la escuela que conocemos el único modelo posible?
Vía | parentdish

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir