Compartir
Publicidad
Publicidad

Nuevos alimentos: ¡No quiere ni probarlos!

Nuevos alimentos: ¡No quiere ni probarlos!
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Muchos padres pierden la paciencia cuando sus hijos no quieren probar un nuevo alimento. Generalmente sucede cuando se cambia exclusivamente la dieta láctea y se comienza a combinar con la alimentación complementaria. Ante la negativa del pequeño optan por desistir y catalogar al niño "como de mal comer”, "mañoso" o “quisquilloso”. Darse por vencido es un error que no se debe cometer.

El niño debe aprender a aceptar los nuevos alimentos que se le ofrecen. Al principio los rechazará pero terminará por aceptarlos si tiene la oportunidad de probarlos repetidamente en un ambiente favorable y sin presiones; el bebé necesitará tiempo para acostumbrarse a la variedad de nuevos sabores y texturas. Es muy importante que los padres no se demuestren ansiosos ante la negativa del pequeño y mucho menos obligarlo a comer. Lo aconsejable es actuar con paciencia-persistencia en la etapa final de la lactancia exclusiva y antes del aumento de la autonomía, antes de que empiece a caminar.

Si se introduce un nuevo alimento que es rechazado, lo ideal es darle a probar varias veces a la semana alimentos nuevos, de esta manera se disminuye las reacciones negativas que fácilmente se pueden establecer en la alimentación.

Más información | Nutrar.com En bebés y más | ¡Mi hijo no me come! En bebés y más | ¡Hola cuchara!: primeras papillas de fruta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos