Compartir
Publicidad
Publicidad

No forzar a los niños a leer demasiado pronto

No forzar a los niños a leer demasiado pronto
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aprender a leer es un hito muy importante en la educación infantil. Si bien hay expertos que aconsejan empezar a leer a edades tempranas como los tres años y así tener buena parte del camino andado cuando se empieza la etapa primaria, hay otros, con los que coincido más, que se vuelcan por no forzar a los niños a leer demasiado pronto.

Según la experiencia vivida con mi hija mayor, que acaba de cumplir los seis años, estoy más con la teoría de que aprender a leer es un proceso madurativo que no hay que intentar adelantar, igual que lo es comenzar a andar o a hablar. Cada niño va a su ritmo y obligarlos a leer cuando aún no están preparados, al igual que en otras cosas, no es acertado.

Hay teorías ciéntificas que apoyan esta postura. El acto de leer depende de la capacidad de nuestro cerebro para relacionar e integrar el área visual con las áreas auditiva, lingüística y conceptual. Cada una de estas áreas tiene una maduración independiente y su integración depende de dicha maduración y de la velocidad a la que esas zonas pueden ser conectadas.

Según explica el libro Cómo aprendemos a leer de Maryanne Wolf,

"El mejor material conductor de la naturaleza, la mielina, forma una capa de envuelve los axones. Cuanta más mielina reviste el axón, con más rapidez puede la neurona conducir su carga. El aumento de mielina sigue un calendario de crecimiento que difiere de una región a otra del cerebro (por ejemplo, los nervios auditivos se mielinizan en el sexto mes de embarazo; los nervios ópticos, en el sexto después del parto)."

Por lo general, las regiones que necesitan estar mielinizadas para leer no lo están lo suficiente hasta los cinco años de edad, incluso después. Puede ser contraproducente en algunos niños que el aprendizaje de la lectoescritura empiece antes de los cinco o seis años.

A parte de lo madurativo, no veo educativo forzar a un niño a hacer algo que aún no ha demostrado interés por aprender. Hay un aprendizaje no reglado como fomentar las habilidades sociales, el juego creativo, la autoconfianza, que es más adecuado para la edad preescolar.

Hay niños a los que la lectura se les da muy naturalmente a los tres o cuatro años, pero forzar a los niños a leer demasiado pronto no es lo óptimo para su desarrollo.

Vía | Genciencia Foto | crimfants en Flickr En Bebés y más | Diez consejos para que los niños odien la lectura, Beneficios de fomentar lectura temprana, Cómo fomentar la lectura en nuestro hijo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos